Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los marineros se beneficiarán de ayudas por retirar basura del mar y de las playas

Mar habilita ayudas para el sector pesquero y para las ONG a fin de que se impliquen en la conservación de los recursos -La Consellería apoyará también acciones formativas

Rosa Quintana visitó ayer las instalaciones de la Cofradía de A Illa de Arousa. // Iñaki Abella

Rosa Quintana visitó ayer las instalaciones de la Cofradía de A Illa de Arousa. // Iñaki Abella

La Consellería do Mar eligió ayer A Illa de Arousa para anunciar una serie de medidas para impulsar la lucha contra la basura marina. La elección de esta Cofradía no es una casualidad, ya que se trata de una entidad que se ha destacado en los últimos tiempos por participar activamente en la retirada de plásticos y basura de las playas que gestiona, e incluso, del islote Areoso. Entre las medidas destaca la aportación de ayudas a todas aquellas acciones de recogida de basura que se vayan a realizar. Para ello cuenta con 500.000 euros procedentes del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP).

Rosa Quintana, titular de la Consellería, explicó que la convocatoria saldrá publicada esta semana en el Diario Oficial de Galicia (DOG) y que está dirigida a proyectos colectivos para la protección y recuperación de la biodiversidad y de los ecosistemas marinos mediante la recogida de residuos en el mar. Esas actividades pueden ser desarrolladas tanto por las cofradías como por una ONG, en alianza estas últimas con entidades del sector, o incluso, con los Grupos de Acción Local Pesquero (GALP).

Esta orden de ayudas supone dar un paso más en la línea de trabajo del Plan Mar Limpo, así como de otras iniciativas en este ámbito y que se encuentran en marcha, como los proyectos CleanAtlantic o Nor-Water, entre otros. Las actuaciones subvencionables, que pueden contar con ayudas de hasta el 100% de la inversión, incluyen la recogida en el mar de artes de pesca y residuos, la compra e instalación de equipos, tanto a bordo de los barcos como en los puertos, para la recogida y almacenaje de la basura marina, o la creación de sistemas de recogida de residuos.

A estas acciones también se suman, entre otras, aquellas en materia de comunicación, información y campañas de sensibilización para animar a participar en proyectos para la recogida de artes de pesca perdidas, así como formación de los profesionales del mar en este ámbito, desde pescadores hasta mariscadores y agentes portuarios.

Una de las principales novedades de estas ayudas es que la flota de artes menores y los mariscadores a pie podrán recibir compensaciones por la recogida activa de basura. La cuantía diaria en el caso de las embarcaciones pesqueras (para las empresas armadoras) será la correspondiente a los ingresos medios de la actividad pesquera de la flota de artes menores en el trienio 2016-2018, en función de su área geográfica y de su arqueo.

En el caso del marisqueo a pie, la compensación tendrá en cuenta el nivel de ingresos medios de la actividad en el trienio 2016-2018 según su área geográfica.

La titular de la Consellería destacó que la medida "pretende hacer frente al problema de la basura marina y contribuir, al mismo tiempo, a mejorar el estado de los recursos y la situación de los miles de gallegos que viven del mar". Además, insistió en que el objetivo "es tratar de dejarle a las generaciones próximas un mar en mejor estado que el actual".

En ese sentido, alabó la implicación de la Cofradía de A Illa en la lucha contra la basura marina, y anunció que "vamos a incrementar nuestra colaboración ampliando el número de contenedores para que puedan acumular la basura que retiran antes de ser trasladada a los puntos de tratamiento". Además, está previsto presentarle el plan a todo el sector el próximo día 14.

Regeneración de bancos

Otro de los anuncios que puso encima de la mesa Quintana fue el de las ayudas que se van a destinar a la regeneración de bancos marisqueros, una iniciativa que tiene como principal objetivo mejorar la productividad en los bancos con problemas.

Estas ayudas, que complementan las destinadas a la regeneración de bancos marisqueros que se convocan todos los años, están dirigidas a cofradías de pescadoras y otras entidades asociativas del sector que quieran actuar en bancos que acumulen 12 meses de pérdida de producción de sus especies objetivo. Entre las acciones subvencionables está la adquisición de semilla para replantar en esas zonas donde la producción es muy limitada.

Estas ayudas cuenta con un presupuesto de 300.000 euros para este año y está sufragada íntegramente por la Consellería do Mar. Se trata, explicaba ayer Quintana de "un apoyo al sector que se suma a los más de nueve millones que se han invertido en la última década y que han permitido recuperar la productividad de más de 13,5 millones de kilómetros cuadrados de zonas de marisqueo".

Ese esfuerzo en la regeneración de bancos productivos se refleja en los datos que maneja la Consellería, ya que "a falta de completar los análisis, los resultados han batido registros históricos desde que tenemos constancia".

Una de las cofradías que más ha apostado por recuperar zonas improductivas en los últimos años ha sido precisamente la de A Illa, que ha destinado tanto ayudas de la Consellería como fondos propios para regenerar espacios en los que la producción marisquera había caído en picado.

El patrón mayor reconoce que "regenerar zonas es fundamental porque nos permite mejorar la rentabilidad del esfuerzo de los marineros; nosotros hemos apostado por llevar a cabo ese tipo de acciones y creemos que han funcionado muy bien tras los aportes de áridos necesarios". Esas regeneraciones se han acometido en puntos como O Bao y O Naval entre otras y tanto para el marisqueo a flote como a pie.

Compartir el artículo

stats