Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marcela y Elisa contra los retrógrados

El escaparate de una tienda de Vilagarcía sorprende con una imagen en tamaño real de estas profesoras que se casaron en 1901 - La autora: "No podemos perder derechos"

El escaparate de Arosa Casa, con un gran corazón y las siluetas pintadas de Marcela y Elisa. // Iñaki Abella

El escaparate de Arosa Casa, con un gran corazón y las siluetas pintadas de Marcela y Elisa. // Iñaki Abella

Cada año por estas fechas, Arosa Casa, una tienda de decoración y regalos abierta desde hace casi treinta años en las inmediaciones de la gasolinera de San Roque, decora su escaparate con motivo de la campaña de San Valentín. Y lo hace con relaciones amorosas alejadas de las tradicionales. El año pasado se decantó por Mina y Drácula pero este quiso ir más allá. "El amor tiene que ser para todos. Cada vez que enciendo la televisión y escucho comentarios que atentan contra los derechos de las mujeres... No podemos perder los derechos que tanto costó conseguir", señala Carmen Alonso en alusión a las declaraciones de la ultraderecha.

Por eso esta comerciante vilagarciana decidió dibujar y pintar a Marcela y Elisa, dos profesoras gallegas que se casaron en 1901 por la iglesia, protagonizando así el primer intento de matrimonio homosexual de España del que se tiene constancia registral. "Ya tenía ganas de hacer esta decoración. Es una historia preciosa. Elisa tuvo que adoptar una identidad masculina para poder casarse. Lo hicieron en A Coruña, donde el cura no las conocía, pues ellas vivían en otro pueblo y cuando regresaron a él la gente se dio cuenta. Entonces ellas emigraron a Portugal, donde las llegaron a meter en la cárcel. Al final se escaparon a Buenos Aires", relata Carmen.

La artista se ayudó de una pequeña foto de la pareja que encontró en internet para sacar los rasgos de las maestras y dibujar sus siluetas. Lo hizo sobre una superficie de madera y pintó los rostros y vestimenta de las contrayentes, una con apariencia femenina (Marcela) y otra masculina (Elisa, simulando que era Mario Sánchez, tal y como figura en el acta del matrimonio celebrado en la iglesia de San Jorge el 8 de junio de 1901). Tanto se implicó en este trabajo que lo terminó en solo dos días.

De esta forma Arosa Casa aporta valor añadido a la campaña de San Valentín que Zona Aberta y el Concello de Vilagarcía impulsan este año con el objetivo de visibilizar la diversidad afectivo-sexual. De hecho el 14 de febrero a las 20.00 horas habrá una "fiesta de la diversidad" en la Plaza de Galicia.

Los comercios cuentan con dípticos elaborados por el Área de Igualdade de Ravella sobre vocabulario básico relacionado con la diversidad afectivo-sexual.

La comunidad educativa también participa en este proyecto con la convocatoria de un concurso de fotografía en el que pueden participar alumnos del instituto Castro Alobre y usuarios de la asociación Con Eles y del Centro Ocupacional O Saiar, para de este modo ampliar todavía más el concepto de diversidad.

Compartir el artículo

stats