Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comunidad educativa intenta evitar que desaparezca el Colegio de Nuestra Señora

Los padres de alumnos de este centro educativo grovense muestran su preocupación por el futuro de la escuela y la congregación religiosa de las Hermanas Hijas de la Caridad

El Colegio de Nuestra Señora del Carmen, en O Grove. // FdV

El Colegio de Nuestra Señora del Carmen, en O Grove. // FdV

Los vecinos de O Grove y, sobre todo, los padres de los niños de menor edad, temen que el futuro y la continuidad del colegio de Nuestra Señora del Carmen estén amenazados. Se trata de un centro de Educación Infantil gestionado, de manera concertada con la Xunta, por la congregación religiosa de las Hermanas Hijas de la Caridad. Fue pieza clave en la estrategia educativa de la localidad, pero de un tiempo a esta parte atraviesa momentos ciertamente difíciles.

La comunidad educativa meca resalta que su continuidad "está en peligro" y se hace eco de las dificultades que atraviesa el centro, parece que sobrevenidas por tres aspectos fundamentales: Que cada vez nacen menos niños, que parece reducirse la vocación religiosa, y por tanto disminuye el número de mujeres que se hacen monjas, y que los ingresos de este tipo de congregaciones se ven reducidos cada año.

Dispuestos a salvarlo

El temor a que, a corto o medio plazo, pueda perder toda actividad, aumenta a raíz de la desaparición de la guardería del centro. Y también ante la posibilidad de que el curso que viene ya no funcione el comedor escolar.

De ahí que los vecinos hagan un llamamiento a los progenitores para que matriculen a sus hijos en estas instalaciones y pidan la implicación de las administraciones públicas para intentar salvarlo, convencidos de que fue uno de los espacios formativos más arraigados entre la sociedad grovense desde hace siete décadas. Y quieren que lo siga siéndolo.

Explican que "la congregación religiosa está soportando un peso importante para mantener en funcionamiento el colegio, por lo que entre todos debemos colaborar para que siga impartiendo docencia sobre todo teniendo en cuenta que es un centro con un alto nivel académico".

Las mismas fuentes destacan que "es un colegio muy familiar que cuenta con importantes medios y está situado en pleno centro de O Grove, por lo que podemos matricular a cualquier niño y encontrar enormes comodidades, de ahí que queramos animar a la gente a matricular a sus hijos en este centro".

Tuvo 75 matriculados

El llamado "colegio de las monjas", situado al lado de la capilla de San Roque, en la avenida de Luis A. Mestre, llegó a tener matriculados 75 alumnos, alcanzando así su capacidad máxima. Pero en la actualidad, una vez cerrada la guardería, únicamente tiene 48 estudiantes, y resulta que 21 de ellos, los de cinco años, se irán en cuanto finalice el curso académico.

De ser así, salvo que se produzcan nuevas incorporaciones, en el 2020-2021 solo continuarían en el centro los 13 estudiantes que actualmente tienen cuatro años y 14 niños de solo tres años.

Saturación de la guardería

"El problema es enorme y puede afectar a todos, ya que sin plazas en este colegio se masificarán los demás e incluso puede que tengan que quedar niños fuera de la guardería A Galiña Azul por falta de plazas suficientes", advierten los progenitores.

Añaden que "la preocupación va en aumento cada día" y reconocen que "existe un déficit que hace peligrar la continuidad del colegio de Nuestra Señora". Pero también saben que "haciendo algunos ajustes es relativamente sencillo corregir la situación y mantener operativo por mucho tiempo más este centro concertado".

Dispuestos a pelear para que aumenten los alumnos, para reabrir la guardería, para que siga en funcionamiento el comedor escolar y, en definitiva, para que este centro tenga "el futuro que se merece", los progenitores advierten de que no solo ellos y los alumnos pueden salir perjudicados.

"También se trata de un problema para los empleados que trabajan en este centro educativo que sostienen las Hijas de la Caridad", exponen.

El primer paso que dan los miembros de esta comunidad educativa para advertir de la amenazada continuidad del colegio es denunciar la situación en que se encuentra y recordar que en marzo se abre el periodo de matriculación para el curso que viene.

Compartir el artículo

stats