Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilanova abre las puertas a la integración de alumnos de Lar

Contrata a dos trabajadores del colectivo para que acondicionen diferentes espacios públicos de cara al próximo verano

Dos alumnos de Lar comenzaron ayer con el mantenimiento del Xardín Umbrío de Vilanova. // Noé Parga

Dos alumnos de Lar comenzaron ayer con el mantenimiento del Xardín Umbrío de Vilanova. // Noé Parga

Concello de Vilanova y el colectivo Lar, de apoyo a personas con enfermedades mentales, han alcanzado un acuerdo de colaboración para que dos alumnos del centro de formación de esta entidad se encarguen de mantener espacios públicos. Este acuerdo dio comienzo en la jornada de ayer, con el inicio de los trabajos en el Xardín Umbrío, donde dos alumnos y un monitor de apoyo estuvieron acondicionando los bancos que se encuentran en esa zona. No será el único punto donde van a trabajar, ya que la intención es que sigan realizando trabajos en espacios públicos en las próximas semanas.

Tanto el alcalde, Gonzalo Durán, como la directora de Lar, Amelia Varela, valoraron de forma positiva la experiencia que supone para estas dos personas mostrar su capacidad para formar parte del mercado de trabajo. Vilar reconoce que "nosotros tratamos de trabajar con ellos en un proyecto vital, que les permita empoderarse como personas y poder decidir sobre su vida". En cuanto se consigue encauzar ese camino vital, "comenzamos a trabajar con ellos, sobre todo, en la integración sociolaboral". Vilar insiste en que "en estos momentos tenemos la posibilidad de trabajar con el Concello de Vilanova, aunque en el futuro aguardamos que otras instituciones municipales se unan a contratar a más gente de nuestro taller de carpintería".

La responsable de la entidad asegura que "estamos tratando de buscar líneas de trabajo, intentando formarlos en las posibilidades de trabajo real que tenemos; de hecho, se ha cambiado la forma de trabajar que teníamos, tras analizar el mercado y hablar con empresas y administraciones, para ajustar la formación a las necesidades reales del mercado laboral". En el caso de Vilanova, van a trabajar dos jóvenes a los que el Concello hará un contrato, aunque "nuestra intención es que puedan emplear al mayor número posible de alumnos".

Compartir el artículo

stats