Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Catoira emula a Vilagarcía y se postula como sede para un albergue de peregrinos

Los comuneros de San Miguel proponen hacerlo en el edificio de la laguna de Pedras Miúdas, terminado hace años, vacío y sin uso -Reclaman que sea adecentado antes del Xacobeo

El centro de interpretación ubicado sobre la laguna de Pedras Miúdas, con la desembocadura del río Ulla, la ría de Arousa y el "vía crucis" fluvial, al fondo. // Iñaki Abella

El centro de interpretación ubicado sobre la laguna de Pedras Miúdas, con la desembocadura del río Ulla, la ría de Arousa y el "vía crucis" fluvial, al fondo. // Iñaki Abella

La comunidad de montes de San Miguel solicita al Concello de Catoira, la Xunta, la Diputación, el Estado y todo aquel organismo o institución que pueda colaborar, que inviertan para adecentar el centro de interpretación de la laguna de Pedras Miúdas y convertirlo en albergue para peregrinos.

De este modo el municipio catoirense suma su candidatura a la planteada hace unos días por el gobierno de Vilagarcía, que pretende recuperar un edificio inacabado que iba a dedicar a Casa da Cultura de Carril para convertirlo en albergue, con una inversión estimada de 600.000 euros.

La diferencia sustancial que plantean los comuneros catoirenses es que su propuesta, que no es excluyente respecto a la vilagarciana, se basa en un edificio totalmente terminado que carece de uso alguno.

Fue construido hace años por el Ministerio de Fomento, como compensación por las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV), y se inauguró en 2016, a manos de la exministra Ana Pastor y el exalcalde, Alberto García.

Se levantó en terrenos pertenecientes a los comuneros; un espacio natural que tanto ellos como el Concello de Catoira aspiran a convertir en Parque Forestal.

La asamblea de diciembre

Pero a la espera de que esto suceda, el inmueble sigue sin contenido, de ahí que la comunidad de montes que preside Luis Rey ya planteara en la asamblea que celebró en diciembre pasado la posibilidad de destinarlo a albergue para peregrinos.

Ahora los comuneros abundan en ello y explican que "la inversión a realizar será mínima pero muy rentable", convencidos de que con la misma "se potenciará tanto el Camiño de Santiago como, sobre todo, la Ruta Xacobea do Mar de Arousa e Ulla, al igual que los demás itinerarios espirituales y culturales que se han creado últimamente".

Lógicamente, Luis Rey y su equipo también son conscientes de que dar un uso a este inmueble, que en su momento postularon como albergue juvenil, contribuirá a frenar su deterioro y a revertir el estado de abandono que presenta en la actualidad, impidiendo que los gamberros sigan cometiendo destrozos en su interior.

Por si todo esto no fuera suficiente, dar utilidad a este centro de interpretación de la laguna, aunque sea a modo de albergue para peregrinos, permitirá seguir desarrollando el proyecto de valorización medioambiental de Pedras Miúdas, un espacio muy utilizado por vecinos de Catoira y otras localidades que es pieza destacada del Lugar de Interés Comunitario (LIC) Ulla-Deza.

Compartir el artículo

stats