Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proyecto "Adro Vello" avala la candidatura de San Vicente como Bien de Interés Cultural

Convocan la "Ruta 3.000 Años de Historia", en la que se muestran a vecinos y políticos los múltiples elementos de valor etnográfico existentes en esta parroquia grovense

La costa de San Vicente. A la izquierda, la playa de O Carreiro y el yacimiento arqueológico de Adro Vello. // Iñaki Abella

La costa de San Vicente. A la izquierda, la playa de O Carreiro y el yacimiento arqueológico de Adro Vello. // Iñaki Abella

El Ayuntamiento de O Grove, el Club Náutico de San Vicente e incluso la parroquia, por medio del cura Juan Ventura Martínez, llevan tiempo peleando para conseguir la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) para el conjunto histórico que se localiza en el entorno de O Carreiro y el yacimiento de Adro Vello, este último aspirante, además, a ser uno de los símbolos representativos del Xacobeo 2021. Y ahora se constata que no están solos en su demanda, ya que son muchos los vecinos y colectivos que la respaldan, como queda patente, por ejemplo, con el nacimiento del "Proyecto Adro Vello".

Esta iniciativa, en la que se incluyen las "Rutas Adro Vello", está impulsada por vecinos como Susana Crespo y Rosa María Blanco, conocidas por su participación en la asociación de mujeres rurales A Lagoa y, sobre todo, por tratarse de las maestras para muchos niños y adultos de la parroquia que en la última década pasaron por el Centro de Estudios San Vicente.

Acostumbradas a realizar caminatas por la zona, junto a sus hijos y otros vecinos, han decidido impulsar un proyecto de senderismo mediante el que implicar al conjunto de la sociedad, a los centros educativos y a los turistas en el disfrute de San Vicente "como patrimonio cultural", convencidas de que hay que mostrar los múltiples tesoros arqueológicos, patrimoniales y culturales que encierra esta parroquia, "para muchos aún desconocida", lamenta Rosa María Blanco.

Es así como nace el "Proyecto Adro Vello", mediante el que se ponen en marcha propuestas concretas como la denominada "Ruta de la Historia: 3.000 Años de Historia en San Vicente", que celebra su primera salida el sábado que viene, desde las 16.30 horas.

Es una actividad lúdica, divulgativa y cultural totalmente gratuita que arranca y termina en el centro de interpretación de la cultura agraria O Quinteiro de Temperán, llevando a los asistentes a recorrer diferentes espacios de interés que muestran "3.000 años de historia".

En un recorrido de apenas tres kilómetros, de ida y vuelta, vecinos y visitantes pueden deleitarse con la presencia de los yacimientos de Os Castriños y Adro Vello, al igual que con la iglesia parroquial, construida en 1770 y en cuyo atrio se encuentra la escultura que muestra la "Moneda de la Traslatio", es decir, la moneda del siglo XII encontrada en O Carreiro que representa la barca en la que se trasladaron los restos del Apóstol Santiago.

Como también se encuentran en ese recorrido las ruinas de la Casa da Fonte, representada en el escudo de O Grove, junto a otros elementos que recuerdan a diferentes civilizaciones y modos de vida "que forman parte de 3.000 años de historia y podemos disfrutar en un paseo de apenas dos horas", explican las impulsoras del proyecto.

Y adornan la presentación exclamando: "Existe un lugar en Galicia que conserva en poco más de un kilómetro el tesoro de toda su historia. Está en San Vicente de O Grove; un entorno paisajístico memorable en el que hablar de dioses olvidados, leyendas y misterios o recorrer las mismas sendas que recorrieron todas las civilizaciones occidentales a lo largo de la historia, desde los saefes y celtas hasta los fenicios y romanos, pasando por vikingos, árabes, suevos y piratas, y sin olvidarnos de la influencia de Julio César o del Apóstol Santiago".

Las fábricas de salazón, junto con "los hermosos paisajes de San Vicente y sus espacios naturales", también avalan esta defensa de la parroquia meca como "destino cultural único", tal y como lo presenta el Proyecto Adro Vello en su intento de legar los testimonios de la cultura y los orígenes del pueblo a generaciones venideras.

Rosa Blanco y Susana Crespo pretenden, en resumen, "potenciar este increíble foco de atracción y, con la divulgación rigurosa de la relevancia de este impresionante legado, no solo contribuir al mejor conocimiento del mismo, sino también llamar la atención acerca de la necesidad de sentirlo como nuestro, protegerlo y recuperarlo, lógicamente traduciendo en hechos las diferentes iniciativas para catalogar todo este conjunto como parte del patrimonio cultural de Galicia".

Al plantear esto, incluso reivindicando la construcción de un centro de interpretación que ayude a vertebrar la parroquia, como ya hizo en su día el Club Náutico de San Vicente, las impulsoras del Proyecto Adro Vello respaldan con rotundidad el proyecto presentado en agosto de 2017, para valorizar todo ese espacio, por el ya fallecido Ignacio Montenegro, cuando era presidente de la entidad náutico-deportiva asentada en el puerto de Pedras Negras.

Una propuesta que, arropada después por el pleno de la Corporación, que acordó iniciar la oportuna tramitación ante la Xunta, se centra en el tramo de 1.500 metros "cuyas construcciones históricas y etnológicas resumen la historia de Galicia", conformando "un sitio único, imposible de encontrar en otros lugares de un modo tan plástico, concentrado y significativo".

Compartir el artículo

stats