Dos espectaculares accidentes se produjeron en la madrugada del sábado, con apenas una hora de diferencia, en el término municipal de Vilagarcía de Arousa, saldándose solo con daños materiales. El más llamativo fue el que se produjo en la céntrica rotonda de Luz Salgada cuando un turismo que circulaba desde la avenida de As Carolinas a San Roque, atravesó la rotonda, pasó a centímetros de la gran escultura que le da nombre, acabó empotrándose contra la valla publicitaria de la esquina siguiente, y frenando contra una señal de paso de peatones. El conductor, a pesar de la aparatosidad del siniestro, resultó ileso.

El accidente se produjo sobre las 4 de la madrugada y al lugar acudieron efectivos de la Policía Local que levantaron el atestado, y de Emergencias, que limpiaron el vertido de hidrocarburos que dejó el coche sobre la calzada.

Colisión en Bamio

Una hora antes, sobre las 3 de la madrugada, se produjo una colisión entre dos turismos en la carretera PO-548, a la altura del cruce semafórico de O Campanario, en Bamio. Como consecuencia de este choque, se produjeron daños materiales en ambos vehículos, y también en el muro de cierre de una finca contra el que se fue uno de los coches. Sus ocupantes resultaron ilesos, e instruye diligencias la Policía Local.