En la mañana de ayer el cementerio cambadés de Santa Mariña registró la caída de un árbol de considerables dimensiones a consecuencia del efecto de la lluvia y el viento.

Las cortinas de agua caída en los últimos días reblandecieron el terreno donde está la raíz, lo que multiplicó los efectos del viento a la hora de motivar la caída del pino de aproximadamente 12 metros de altura.

Afortunadamente, cuando se produjo el hecho no se encontraba ninguna persona en el cementerio. Posteriormente operarios de Protección Civil de Cambados procedieron a acotar el acceso a la zona con la intención de proceder a su retirada a lo largo del día de hoy.

Por otro lado, en la mañana de ayer también se produjo un accidente de tráfico sin consecuencias para los implicados en los semáforos de Corvillón. Dos vehículos colisionaron produciéndose pequeños daños en la estructura de los mismos.