Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comienza la pesca de anguila en el Ulla

Los valeiros de Rianxo y Carril empiezan a largar sus nasas -Termina el 31 de octubre

Preparación de nasas de anguila, en Pontecesures. // Iñaki Abella

Preparación de nasas de anguila, en Pontecesures. // Iñaki Abella

Un mes después de que arrancara la campaña de la lamprea, con un resultado altamente positivo para el colectivo de valeiros, estos pescadores tienen ahora un nuevo frente en el que centrarse: la pesca de anguila. Son, concretamente, 11 barcos con 24 tripulantes a bordo pertenecientes a la cofradía de pescadores de Carril, junto a 7 embarcaciones y 13 marineros dependientes del pósito de Rianxo.

Hoy mismo pueden empezar a largar sus nasas butrón para la captura de este bien valorado pero escaso pez llamado a ser el complemento perfecto para su "prima" la lamprea, para lo cual se permite la extracción durante toda la temporada de un máximo de 5.176 kilos de anguila entre todas las embarcaciones participantes.

A partir de 20 centímetros

La Consellería de Medio Ambiente es la encargada de regular esta campaña, que se amplía hasta el 31 de octubre, y velar por su correcto cumplimiento, dejando claro que en el plan de aprovechamiento específico del escurridizo pez se mantienen los principales requisitos establecidos en la campaña anterior, entre ellos el que determina un tamaño mínimo de las capturas de 20 centímetros.

Se trata de la que se conoce, por su ciclo vital, como "anguila amarilla", siendo obligatorio devolver al agua las "anguilas plateadas", junto a otros tipos de pescados que entren en las nasas, que deben tener un tamaño de malla no inferior a 14 milímetros y no pueden superar un número de diez aparejos por tripulante a bordo, con un máximo absoluto de 80 por embarcación y en cada jornada de pesca.

El horario autorizado para llevar a cabo esta práctica abarca desde las 12.00 horas del lunes hasta las 12.00 horas del sábado, con un máximo de ocho horas diarias de trabajo.

La Resolución de 15 de enero de 2020, de la Jefatura Territorial de Pontevedra, por la que se aprueba la renovación del plan de aprovechamiento específico de la anguila en la desembocadura del río Ulla durante este año, también determina que las embarcaciones dedicadas a la pesca de anguila en el Ulla, con un máximo de tres tripulantes a bordo, deben unir las nasas de cada cacea por una cuerda y balizarlas de acuerdo con la normativa, dejando en cada extremo una boya de tamaño mínimo de 20 centímetros.

Condicionantes

Como es habitual, esas caceas deben situarse en dirección paralela a la corriente, es decir, que de ningún modo pueden cruzarse en el canal ni en el estuario, dejando siempre libre una anchura del río suficiente para el normal movimiento de las especies piscícolas migradoras.

Aunque de manera general se habla de la desembocadura del Ulla como zona de trabajo, hay que diferenciar las áreas establecidas por Medio Ambiente como de pesca y de veda.

Las zonas de trabajo

La Zona A (alta) permite la captura de anguila en el tramo del río Ulla comprendido entre el puente de Catoira, como límite superior, y la línea recta imaginaria que une Punta Palleiro con Punta Grandoiro, como límite inferior.

La Zona B (media) corresponde al tramo situado entre la línea recta imaginaria anterior, como límite superior, y la línea imaginaria que une la playa de Longa con Punta Seveira, como límite inferior.

Por último, la Zona C o baja de pesca de anguila se localiza entre la línea imaginaria anterior, como límite superior, y la línea imaginaria que une Punta Seveira con Punta Rebordexo, bordeando la isla de Cortegada hasta el faro del dique de Carril.

Tramos en veda

Sin embargo, la zona denominada O Cebal, entre la línea imaginaria que une el lugar de Bamio (rampa del cementerio) con Punta Corveiro (isla de Cortegada) permanecerá vedada desde el 14 de julio hasta el 14 de septiembre, ambos incluidos, para todo tipo de capturas con nasa-butrón, advierte Medio Ambiente.

Lo mismo sucede en la costa de la isla de Cortegada, en la línea imaginaria que une Punta Corveiro con Punta do Vao, y desde allí hacia la zona superior de los viveros de Carril.

Compartir el artículo

stats