Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El CRA de Valga, que alcanza los 20 años, presenta un proyecto educativo consolidado

Las escuelas de aldea reivindican su papel como elementos clave para la educación desde las raíces -Organizan unas jornadas de puertas abiertas para mostrar los seis centros

La visita de los niños el CRA de Valga a las instalaciones de la factoría de Clesa, en Caldas. // FdV

El Colexio Rural Agrupado (CRA) de Valga está formado por las escuelas unitarias de Campaña, Chenlo, Ferreirós, Forno, Vilarello y Xanza. En tales instalaciones, que en cierto modo pueden considerarse como los centros educativos de la aldea, se forma a los niños como se hace en cualquier otro lugar. O incluso puede que mejor, ya que los maestros cuentan aquí con la ventaja de poder imprimir a la enseñanza unos valores extra, basados en la historia, costumbres y tradiciones del pueblo en el que los jóvenes estudiantes han nacido.

La estructura y funcionamiento del CRA es el mismo que en cualquier otro centro educativo, aunque "con la peculiaridad de que nuestras aulas se encuentran distribuidas por las diversas escuelas que se reparten por el Concello, asegurando así una mayor adaptación a las características de nuestro entorno y a las necesidades del alumnado de cada escuela", explican los responsables de este proyecto.

A esto cabría añadir que el CRA desarrolla un ambicioso y renovado proyecto educativo que se complementa con las también mejoradas instalaciones. Y si a todo esto se suma la implicación del personal docente, resulta más fácil de entender la importancia adquirida por esta red de escuelas unitarias, tanto para Valga como para los municipios cercanos.

Todos los que quieran descubrir este proyecto tendrán una buena oportunidad para hacerlo el mes que viene, cuando se organizarán unas jornadas de puertas abiertas en las que se pretende mostrar las diferentes escuelas y, de paso, celebrar que el CRA de Valga cumple veinte años de actividad.

El 11 de febrero habrá una primera oportunidad, aprovechando que a las 15.30 horas se celebrará en la escuela de Campaña una reunión informativa sobre el proceso de matrícula en el CRA, donde el plazo de admisión se establece entre el 1 y el 20 de marzo.

Además, tanto el día 12 como el 13 se desarrollará la visita propiamente dicha a las instalaciones que integran este proyecto de Educación Infantil participado por sesenta niños de entre 3 y 6 años.

En la escuela de Vilarello, por ejemplo, tienen tres alumnos de 3 años, otros tantos de 4 y dos estudiantes de 5 años que, además de disfrutar de la enseñanza, pueden hacerlo de un espacio natural privilegiado, a orillas del río Ulla y su playa fluvial.

En esta unitaria, con Antía Piñeiro como tutora, dicen aplicar -y las explicaciones que ofrecen bien pueden hacerse extensivas a las demás- "metodologías activas en las que el alumnado es el protagonista de su propio aprendizaje". Pero también presumen de cuidar el espacio natural que rodea al centro y favorecer la implicación de las familias, además de fomentar la colaboración con diferentes colectivos y organismos, como pueden ser la asociación de padres de alumnos o el Concello de Valga.

De este modo, aseguran en Vilarello, "conseguimos un ambiente muy familiar y hacemos que todos los miembros de la comunidad educativa sean bien recibidos", como pretenden dejar patente en las jornadas de puertas abiertas del mes que viene.

En ese encuentro se explicará a los participantes que "tras finalizar la remodelación y mejora de las aulas, así como la adquisición de nuevos materiales, estamos inmersos en un proceso de mejora de los patios, adaptando siempre todos nuestros espacios a las demandas de los niños, y muy especialmente a las de aquellos que presentan necesidades educativas especiales", resalta Antía Piñeiro.

De igual modo, la comunidad educativa de Vilarello dará a conocer la participación de esta escuela "en múltiples programas", tanto educativos como deportivos, así como relacionados con hábitos de consumo saludables, el medio ambiente y el reciclaje de residuos.

En el curso actual, por cierto, se presta una especial atención a la reducción de plásticos, aplicándose esta medida tanto en el manejo de los diferentes materiales existentes en el aula como en las meriendas de los propios alumnos, "sustituyendo utensilios de un solo uso por otros reutilizables y empleando materiales naturales como la madera o el vidrio".

De este modo "el alumnado adquiere y refuerza valores vinculados a la preservación del ecosistema y de sí mismos", explican en el centro, que ha intensificado de manera notable su presencia en las redes sociales y que informa puntualmente de cada acción a niños y padres, tanto a través de ellas como en la nueva página web del CRA.

Compartir el artículo

stats