Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El velero "Nergha", a salvo en Vilanova

El barco encalló sobre unas rocas próximas al muelle de O Aguiúncho en A Illa de Arousa

El "Nergha" se encuentra a salvo en un varadero de Vilanova de Arousa. // Iñaki Abella

El "Nergha" se encuentra a salvo en un varadero de Vilanova de Arousa. // Iñaki Abella

El velero "Nergha" de casi 16 metros de eslora es un barco de categoría A, es decir con autorización oceánica por lo que puede acometer casi cualquier travesía que se proponga la tripulación al disponer de tres camarotes y un motor auxiliar para cuando el viento no sopla y que le permite navegar a una velocidad de hasta seis nudos.

A las ocho de la tarde del viernes, el velero navegaba por la ría en dirección al muelle de O Xufre. El mar estaba calmo y el viento no rolaba; de hecho las velas estaban arriadas, sin desplegar, por lo que se deduce que viajaba a poca velocidad entre las bateas para alcanzar la costa isleña.

Pero las condiciones del bajo nivel del mar tampoco eran las más óptimas para un buque de esta envergadura pues sus casi cinco metros de manga condujo al inevitable embarrancamiento y dificultó las tareas de rescate en las que participaron desde el helicóptero "Pesca I", la Salvamar y un buque auxiliar de acuicultura (bateeiro).

Con todo, las labores de rescate salieron mejor de lo esperado ya que incluso antes de las diez de la noche los tres tripulantes llegaron salvos a tierra y una hora después, aproximadamente, el barco volvió a flotar y pudo ser arrastrado al muelle y luego al varadero de Vilanova, en el que ya se encuentra para su reparación.

Según diversos expertos consultados, los daños afectarían a la orza,o lo que es lo mismo, ese apéndice del barco en el que se sitúa un enorme contrapeso de dos toneladas, y que permite en todo momento el equilibrio de la embarcación.

Esta tesis se deduce del hecho de que el barco, aunque sufrió una vía de agua, pudo ser rescatado al subir la pleamar sin necesidad de emplear un gran equipo de achique, como se precisaría en el supuesto de que el daño se produjera en el casco del buque y la entrada de agua fuera mayor.

El velero perteneció desde 2006 a la firma Meraknáutica de Vigo que lo encargó a un astillero de Burdeos (Francia) y es uno de los últimos que se han construido con materiales reforzados, aunque el casco es de poliéster. En su historial figura un varamiento anterior, en 2008, cerca de la isla de Tambo.

Queda ahora por conocer si se abre o no una investigación por parte de Capitanía Marítima sobre el siniestro marítimo ocurrido en aguas de la ría de Arousa y determinar cuáles fueron las causas del mismo, aunque de momento todo parece indicar que fue un cúmulo de circunstancias sobrevenidas.

Compartir el artículo

stats