El Concello de O Grove pide a los vecinos que durante la Cabalgata Reyes eviten el lanzamiento de confeti, aerosoles de serpentinas u otros materiales contaminantes similares, pues considera que pueden acarrear un impacto considerable en la flora y la fauna.

El gobierno local, parece que de acuerdo con los tres Magos de Oriente, ya lo planteó en la anterior edición de este evento, y ahora incide en el mismo mensaje a través de sus concejalías de Medio Ambiente y de Limpieza. "Esperamos obtener la magnífica respuesta que ya obtuvimos en la anterior edición de la Cabalgata", reseñan en el ejecutivo socialista de O Grove.

Las mismas fuentes reflexionan sobre este llamamiento a la colaboración diciendo que confían "en que todos cuantos asistan a la Cabalgata eviten el uso de esos cañones de confeti que lanza los tradicionales papeles y plásticos de colores", como también esperan y desean que no se usen los aerosoles decorativos, ya que todos ellos son "elementos difíciles de despegar del suelo cuando está húmedo o llueve".

Pueden acabar en el mar

Esto implica que muchos de esos restos "acaban introduciéndose en la red de alcantarillado y pluviales e incluso pueden llegar al mar, con las consecuencias ambientales que esto implica", reflexionan en la Administración local.

El equipo del alcalde José Cacabelos y la edil María de los Ángeles Domínguez Fernández, responsable de Medio Ambiente, ya lanzó este mensaje este mismo año, con motivo de la Cabalgata desplegada en enero pasado. Y advirtió entonces que seguiría incidiendo en el mismo en ediciones siguientes, como se constata ahora, desde el convencimiento de que acabar con el confeti y elementos similares es una acción fundamental en un municipio tan importante como O Grove desde una perspectiva medioambiental.

La intención del Concello es concienciar a la ciudadanía de los enormes perjuicios medioambientales que entraña el empleo del confeti, microplásticos y demás artículos en este tipo de celebraciones, garantizando que la Cabalgata y eventos semejantes pueden resultar igual de lucidos, aunque no se utilicen tales elementos.