Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los niños dan vida al belén

Los críos de San Vicente escenifican un nacimiento con ovejas, pájaros y gallinas de verdad

El cura y los niños participantes en el belén viviente. // Muñiz

El cura y los niños participantes en el belén viviente. // Muñiz

Los niños de la parroquia de San Vicente de O Grove escenificaron un Nacimiento viviente en el que todo excepto el Niño (Jesús) -ya que la suya era una figura-, era de real. Incluso portaron una oveja para dar mayor lucimiento a esta representación llevada a cabo en el templo parroquial bajo la atenta mirada de su sacerdote, Juan Ventura Martínez Reboeiras.

Lo que hicieron fue vestirse de María, José, pastorcillos y demás personajes característicos de cualquier Belén que se precie, contribuyendo así a ensalzar el espíritu más cristiano y religioso que encierra la Navidad. Y del mismo modo, como se hace en tantas otras ocasiones a lo largo del año, esta experiencia sirvió para engrandecer el trabajo realizado por el grupo de Catequesis.

La experiencia valió la pena, a juzgar por las caras de satisfacción de los niños participantes, el cura y todos los feligreses que acudieron al templo, en el que también puede verse a diario un Nacimiento exclusivamente formado por figuras en el que no falta detalle, ni siquiera las vacas cachenas que se crían en los montes de la parroquia.

Compartir el artículo

stats