Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Atención a los animales y respeto por el medio ambiente

Los Premios Travelguau pretenden "difundir y reconocer a empresas, entes públicos y particulares que luchan por hacer nuestro mundo un poquito más amigable con nuestras mascotas", además de "incentivar la relación con ellas desde el respeto y la convivencia con el entorno, propiciando nuevos espacios de desarrollo que satisfagan las necesidades de las personas con acompañantes animales desde un punto de vista sostenible".

En la categoría reservada a "Destinos Pet-Friendly", en la que O Grove se proclamó destino vencedor, lo que se hace es "reconocer y conceder una mención única al destino que, de forma generalizada, emprenda y ejecute acciones en atención a la relación con las mascotas desde el respeto y la convivencia con ellas, haciendo que tanto ciudadanos de su territorio como visitantes del mismo disfruten del mismo junto a los animales".

Y parece evidente que la península grovense cumple tales objetivos, tal y como planteó con su candidatura, en la que se dio a conocer como localidad "pionera en la creación de playas caninas" que actualmente cuenta con dos, como son O Espiño y O Portiño, "que cada año reciben más y más visitantes convirtiéndose en un referente a nivel nacional para este tipo de público".

Parque canino

Además, O Grove dispone de "un parque canino municipal, con circuito de Agility, ubicado en el Monte Central de la isla de A Toxa, muy cerca de la Aldea Grobit", al igual que dispone de "distintos espacios verdes y rutas de senderismo que hacen de este lugar un magnífico destino para acudir acompañados de las mascotas".

Por si fuera poco, y esta fue otra de sus tarjetas de presentación en el concurso, O Grove dispone desde hace años de "varios establecimientos que admiten mascotas, como por ejemplo el hotel Cons da Garda, que obtuvo el reconocimiento Travelguau al Mejor Hotel Pet-friendly de España en 2018".

Compartir el artículo

stats