Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El centro de diversión más grande del noroeste penínsular

El parque acuático de Meis será el primero de España en emplear cloración salina en el agua

El proyecto de sostenibilidad medioambiental incluye una menor utilización de producto químico -Con una capacidad máxima de 8.000 personas al día, se reducirá a 5.000 el primer año por razones de seguridad

Las obras ocupan una extensión de 70.000 metros cuadrados. // I. Abella

El aquapark de Meis, el que será el mayor parque acuático del noroeste de la península ibérica, contará con un sistema de sostenibilidad medioambiental único que comprenderá desde la fusión con el entorno hasta el máximo aprovechamiento energético. En esta cualidad diferencial se incluye también la utilización de la cloración salina y una mínima utilización de productos químicos para el tratamiento del agua.

En la tarde de ayer todas las partes implicadas en el proyecto visitaron los 70.000 metros cuadrados sobre los que instalará un parque acuático que triplicará en superficie al de Cerceda, único que existe actualmente en Galicia. Alfonso Ribarrocha, ingeniero de la empresa Action Waterscapes de Valencia que se encarga del diseño y desarrollo técnico del parque, apuntó que "el de Meis será un proyecto sostenible y con un impacto medioambiental y social positivo".

Con proyectos de parques acuáticos desarrollados en más de 30 países, Ribarrocha destacó que "Meis será el único parque de España que contará con un nuevo concepto de sostenibilidad". Se refiere en concreto el ingeniero a que el tratamiento del agua se realizará con cloración salina, "no utilizaremos cloro líquido. El agua va a tener un mínimo contenido en sal con un sistema por el cual, automáticamente, a partir de esa sal del agua se va generando el cloro libre que desinfecta el agua. De esa manera habrá una aportación muy mínima de producto químico".

La singularidad en la economía energética del parque incluye la máxima optimización de los millones de litros de agua necesarios para su actividad. Para ello, además de la utilización de paneles solares, los filtros de tratamiento del agua estarán compuestos de vídrio reciclado. Añade Alfonso Ribarrocha al respecto que "estos filtros hacen que el agua tenga una mayor calidad consumiendo menos producto químico. Se consigue además que las bombas sean más eficientes y para conseguir una determinada presión necesitamos menos consumo eléctrico".

Según el ingeniero, el circuito de agua recogerá "toda la que se utiliza para lavado de los filtros y se enviará a una vaguada donde se filtrará y se utilizará para otros servicios y necesidades del parque. Se optimizarán los recursos al cien por cien".

En materia de sostenibilidad medioambiental, el propio diseño y aspecto de las atracciones también jugará un papel importante. Aurelio González, uno de los cuatro miembros del grupo inversor, señaló a este respecto que "los toboganes se integrarán en el entorno y todos los visitantes podrán ir descubriendo nuevas zonas del parque a medida que avanza la jornada y van pasando de unas atracciones a otras".

En la misma línea también se está trabajando en la construcción de un nuevo vial de acceso al parque acuático que está ubicado en el lugar de Penente, perteneciente a la parroquia de San Vicente de Nogueira. Todo ello con la intención de que se cumplan los plazos y el aquapark Natural Meis pueda abrir sus puertas a partir del mes de junio. Allí habrá 70.000 metros cuadrados dedicados exclusivamente a la diversión con el agua como herramienta.

Aunque con capacidad para cerca de 8.000 personas diarias, el primer año se reducirá la entrada a un máximo de 5.000 por razones de seguridad.

Compartir el artículo

stats