Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cupos de vieira de Rianxo provocan la indignación en la flota de Cambados

Los cambadeses aumentan sus topes de captura a 50 kilos por tripulante y día antes de lo previsto al comprobar que los barbanzanos extrajeron una tonelada entre seis barcos

Un barco recoge un lance, el pasado martes en aguas de la ría. // Iñaki Abella

Un barco recoge un lance, el pasado martes en aguas de la ría. // Iñaki Abella

La Cofradía de Cambados y la empresa comercializadora de vieira, Porto de Cambados, acordaron ayer por vía de urgencia ampliar a 3.000 kilos de marisco sus capturas diarias de este recurso. Tomaron esta decisión tras saber que el pósito de Rianxo inició su campaña con la misma cantidad de marisco que Cambados (una tonelada diaria), pero muchos menos barcos. La consecuencia es que el tope de capturas es mucho mayor para los que se acogen al plan de la Cofradía barbanzana y en consecuencia también ganan más.

Cambados empezó su plan de la vieira el lunes, y lo hizo con una tonelada diaria de recurso, a repartir entre algo menos de 20 embarcaciones. Se estableció por tanto un tope de captura de 20 kilos de vieira por tripulante y día. La intención de la Cofradía y de Porto de Cambados era mantener estas cifras durante toda la semana, y subir a 3.000 kilos diarios a partir del lunes. De ese modo, se evitaba tener que congelar tanto marisco -a un mes de las fiestas, la demanda de vieira en fresco todavía no ha alcanzado su pico máximo-, y se le daba un tiempo a la planta de evisceración y a los operarios para prepararse para el trabajo.

No obstante, estos planes han cambiado de repente. Rianxo empezó ayer su plan propio, y fijó también un máximo de 1.000 kilos para la evisceración. Dado que se apuntaron seis barcos (cinco de Rianxo y uno de Cambados), les han correspondido unos cupos muy superiores a los de sus vecinos del sur, de 70 kilos por marinero y jornada de pesca.

Al ver esto, la flota de Cambados reaccionó con indignación, como afirma el gerente de Porto de Cambados, José Luis Souto. "La gente está muy enfadada, y hemos tenido que ampliar los cupos a 50 kilos diarios por tripulante para apaciguar los ánimos", afirma. Eso le obligará también a acelerar la puesta a punto de la planta y de las líneas de depuración y eviscerado.

Así las cosas, se produce un nuevo episodio de crispación entre Cambados y Rianxo debido al hecho de que en esta campaña ambos pósitos estén haciendo sus propios planes de extracción de forma simultánea, algo que no había sucedido nunca hasta ahora en la ría.

De hecho, Cambados ya adelantó una semana su campaña para evitar que los barcos de Rianxo pudiesen faenar en zonas en las que ellos habían hecho resiembras. La situación es también incómoda porque Rianxo prepara su vieira en la nave de Mariscos Veiro, una empresa de Tragove que participó en su día en la fundación de Porto de Cambados.

Compartir el artículo

stats