Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bateas de hormigón por falta de eucalipto

"Forjas do Salnés" y "Prefabricados Formex" muestran los buenos resultados del estudio en las rías

Un barco navega entre bateas al anochecer en la ría de Arousa. //Iñaki Abella

Un barco navega entre bateas al anochecer en la ría de Arousa. //Iñaki Abella

La firma meañesa "Forjas del Salnés", especializada en la construcción de bateas, junto a la valenciana Prefabricados Formex, presenta este viernes en el municipio de O Grove los resultados del estudio de sus bateas, que sustituyen las vigas de madera por otras elaboradas a base de un compuesto de hormigón de alta densidad muy flexible, que garantiza más durabilidad en el mar.

Una batea que se instalaba por primera vez en aguas de San Sebastián de la mano de tándem Forjas do Salnés y Formex, y que poco después llegaban también a los polígonos de O Grove, Cambados, Vilagarcía y Portonovo, sumando hoy ocho de estas estructuras.

La cita de los bateeiros será en el hotel Mar del Norte a las 18.30 horas, en un acto que contará con la presencia del director comercial de Forjas del Salnés, Héctor Méndez, además de otros tres ingenieros de la firma valenciana, para explicar juntos los pormenores de esta estructura.

Se trata de una segunda presentación, después de la realizada en 2017, esta con el objetivo de mostrar a los bateeiros los resultados comprobados en estas bateas desde 2016, y que entienden como satisfactorias y de enormes posibilidades para el futuro.

Rodrigo Méndez, propietario de Forjas del Salnés que es la puntera del sector en España, explica que "llevamos siete años trabajando con Formex investigado para dar con la batea del futuro, y esta sí está dando unos resultados óptimos".

"Cierto -agrega- que cada tipo de batea ha de ajustarse a la zona donde se fondee, en aras a quitarle el mayor rendimiento a cada estructura", explica el responsable de la empresa arousana.

La nueva batea va ganando espacio en el mercado pese a que su precio está siendo superior al convencional "pero con las líneas de subvenciones que están apareciendo para ellas -agrega Rodrigo Méndez- hace que la diferencia de precio mengüe, quedando solo en torno a un 20 por ciento más caro que la batea convencional. A la larga, con la mayor durabilidad de estas estructuras, esa inversión se amortiza e incluso supondrá un ahorro de cierta importancia con el tiempo". Y es que los constructores de bateas alertan de la situación actual: "Galicia está ardiendo mucho -apunta Rodrigo Méndez- y la madera de eucalipto está siendo cada vez de peor calidad, por lo que precisamos apostar por un material de mayor resistencia y que garantice su pervivencia en el futuro, y en ello llevamos inmersos desde 2006".

Fue así que esa batea del futuro para mejorar el rendimiento ya la experimentó Forjas del Salnés por primera vez en 2011 que, tras una entente con la también gallega Tepsa, alumbraron entonces la construcción de una batea de polietileno.

La primera de aquel material fue instalada en el polígono de Combarro en la ría de Pontevedra, para ser testada durante un tiempo. "Aquellos no fueron los resultados esperados -reconoce Rodrigo Méndez-, y tras testarlo entendimos que el material no tenía el mejor comportamiento en el mar, por lo que decidimos aparcar aquel proyecto y buscar otras alternativas.

La que ahora testamos con Formex sí están dando excelentes resultados después de años en el mar, y eso es lo que pretendemos compartir y demostrar a los bateeiros en O Grove en la presentación del viernes".

Compartir el artículo

stats