Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mar regula el uso del "bou" para favorecer la pesca de especies de fondo en las Rías Baixas

El "bou de vara" es exclusivo de los puertos arousanos, donde hay censadas 86 naves con permiso para usarlo

Mar regula el uso del "bou" para favorecer la pesca de especies de fondo en las Rías Baixas

La flota de bajura gallega puede emplear hasta el 31 de marzo dos artes de pesca que es necesario considerar como minoritarias, como son el "bou de man" o "rapeta" y el "bou de vara", dedicadas a la captura de volandeira y zamburiña, entre otras especies demersales.

Hay 62 embarcaciones autorizadas para la primera de ellas en las rías de Vigo (30), Arousa (20) y Pontevedra (12), mientras que la segunda puede ser empleada en 86 naves, todas censadas en la ría arousana.

De forma más detallada puede destacarse que el Registro de Buques Pesqueros de Galicia permite el empleo del "bou de man" a 16 barcos de Redondela, 12 de Cambados, 10 de Moaña, 6 de Raxó, 5 de Combarro, 4 de Rianxo, 3 censados en Cangas, otros tantos en Vilaxoán y a un barco de A Illa, otro de Aldán-Hío y uno más de Santa Cristina de Cobres.

Respecto al "bou de vara", los puertos más importantes son Rianxo y Cambados, con 39 y 35 barcos, respectivamente. Les siguen Vilanova (3), O Grove (2), Carril (2), A Pobra (2), A Illa (1), Vilanova (1) y Pontecesures (1).

Hay que partir de la base de que el Decreto 15/2011, de 28 de enero, por el que se regulan las artes, aparejos, útiles, equipamientos y técnicas permitidos para la extracción profesional de los recursos marinos vivos en aguas de competencia de Galicia, determina que el "bou de vara" se caracteriza porque se mantiene abierto horizontalmente por el efecto de una vara transversal y la acción de remolque ejercida por el motor de la embarcación.

De igual modo, concreta que solamente puede autorizarse en el ámbito de la ría de Arousa, mientras que el "bou de man" puede usarse tanto en esta ría como en las de Pontevedra y Vigo. Este aparejo, al que también se denomina rapeta, es un arte mixto de remolque y cerco en la cual la acción de remolcado se efectúa por medio de halador o a mano.

Teniendo en cuenta tales requisitos o características, la Resolución de 23 de octubre de 2019 por la que se autoriza el plan de gestión de pesca con dichas artes, dictada por la Consellería do Mar, señala que únicamente pueden participar en el plan de trabajo las embarcaciones antes aludidas, y que pueden hacerlo hasta el 31 de marzo de 2020.

El horario establecido va de 8.00 a 14.30 horas, de lunes a viernes, aunque para la captura de la nécora francesa o conguito el horario de faena es nocturno, desde el ocaso hasta el orto, registrándose la actividad de la flota expresamente para este recurso y dejando muy claro que los horarios diurno y nocturno son excluyentes entre sí.

Compartir el artículo

stats