Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mexillón de Galicia quiere presumir de "sello azul"

El órgano regulador de la Denominación de Origen presenta su plan de adhesión al "Marine Stewardship Council"

Bateas en la ría de Arousa.

Bateas en la ría de Arousa. Iñaki Abella

El Consello Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Mexillón de Galicia pretende dar un paso más en pro de la calidad y la diferenciación del producto. Lo hace mediante su incorporación al proceso de evaluación Marine Stewardship Council (MSC), "el único programa de certificación y ecoetiquetado de pesquerías de captura salvaje que cumple con los requisitos de mejores prácticas establecidos tanto por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) como por ISEAL, la asociación mundial para estándares de sostenibilidad".

Así lo detallan en la propia MSC, una organización internacional, independiente y sin ánimo de lucro que destaca sus marcas con el llamado "sello azul" y fue creada para defender la pesca sostenible, encargándose de reconocer y premiar "los esfuerzos dedicados a la protección de la vida en los océanos a través del suministro de productos del mar sostenibles".

Para la prróxima campaña

Lo que pretende el Consello Regulador, y de ello da cuenta esta misma mañana en su sede del edifico Mexillón de Galicia, en Vilagarcía, es someterse a los controles necesarios para demostrar que cumple los requisitos exigidos y, si todo sale según lo previsto, lucir ya el "sello azul" en la próxima campaña.

Se hace así con la intención de que generaciones futuras "puedan disfrutar siempre de productos del mar y océanos llenos de vida", que es lo que busca la MSC cuando trata de "garantizar que los océanos del mundo estén en condiciones de suministrar pescado y marisco sostenible para la generación actual y las futuras".

La salud de los mares

Proteger la salud de los mares a través del programa de certificación y ecoetiquetado de MSC es algo en lo que ahora quiere implicarse Mexillón de Galicia, que hace meses presentó también una guía de buenas prácticas para la correcta explotación de las bateas buscando con ello el respeto por el medio natural en el que se asientan.

El órgano que preside el rianxeiro Francisco Alcalde coincide de lleno, por tanto, con los planteamientos del movimiento MSC y el "sello azul" que lo representa, de ahí la línea de acción conjunta puesta en marcha.

"Sostenible, salvaje y certificado"

"Sostenible, salvaje y certificado". Estos son los tres pilares sobre los que se asienta tal diferenciación, ya que ese sello "solo se concede a pescado o marisco de captura salvaje procedente de pesquerías que han sido certificadas en base a indicadores científicos de pesca sostenible".

Pero eso no es todo, sino que "a lo largo de toda la cadena de suministro, desde el mar al plato, el pescado y el marisco certificado por MSC se mantiene separado de otros productos no certificados y es etiquetado de forma clara, de manera que su origen puede ser rastreado hasta una pesquería sostenible certificada".

Y esa, la trazabilidad del "oro negro" de batea, es otra de las herramientas que desde su puesta en marcha maneja la DOP Mexillón de Galicia, de ahí su apuesta actual por un sello extra como el MSC.

Todo ello lleva al Consello Regulador a proclamar, y lo hace así en su último boletín informativo, que "la sostenibilidad en la pesca es algo prioritario, existiendo un amplio consenso internacional sobre la necesidad de proteger los recursos para generaciones futuras".

Protección de los recursos marinos

Así las cosas, "dentro de los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas, el 14 hace referencia a la protección de los recursos marinos, y también la FAO, en publicaciones como la del Día Mundial de la Alimentación, recomienda consumir peces y mariscos capturados o criados de forma sostenible, y específicamente señala la certificación de los productos como criterio de compra", explican en el Consello Regulador.

Las mismas fuentes, como el conjunto del sector pesquero, dicen ser conscientes de que "sin una pesca sostenible está en riesgo nuestra propia supervivencia". Al igual que saben que, "en el momento de comprar, el consumidor valora, cada vez más, los criterios de sostenibilidad", ya que el "sello azul" constituye "una manera sencilla de reconocer opciones sostenibles con el respaldo de un programa basado en la ciencia y verificado de manera independiente".

Compartir el artículo

stats