Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Flores y música clásica en los cementerios

El mal tiempo no impidió las visitas familiares a los camposantos, en recuerdo de sus seres queridos fallecidos

Para ver este vídeo suscríbete a Faro de Vigo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El festivo de Todos los Santos es la jornada señalada para la visita especial de las familias a los cementerios con el fin de rendir homenaje a sus seres queridos fallecidos. A las tradicionales ofrendas florales se unen ahora actuaciones de música clásica en directo durante las horas de mayor afluencia de público. Una iniciativa que instauró el Concello de Vilagarcía el año pasado en el cementerio general situado en la recta de Rubiáns, de titularidad municipal, y que este año ha extendido a los camposantos de los otros dos núcleos: Carril y Vilaxoán.

Mientras se abría a primera hora el cementerio vilagarciano para acoger la visita de los vecinos más madrugadores, en las inmediaciones de la plaza de abastos el mercado de las flores realizaba las últimas ventas de su campaña que este año duró cuatro jornadas.

A las inmediaciones del camposanto de titularidad municipal ubicado en la recta de Rubiáns, de la carretera N-640, se trasladaron los puestos ambulantes de golosinas, como ya es tradición.

La gran afluencia de visitantes hizo que el tráfico rodado en esta vía resultara complicado y que muchas de las personas que acudían al cementerio se jugaran prácticamente la vida para cruzar de un lado al otro de la carretera.

En el interior del camposanto, poco antes del mediodía, el trío de viento compuesto por trombón, trompeta y tuba se instalaba en una improvisada carpa para ambientar las visitas con temas de música clásica especialmente elegidos para mantener el clima de recogimiento de una fecha tan señalada. Los músicos continuaron hasta las 13.30 horas y regresaron después por la tarde con sus interpretaciones entre las 16 y las 17.30 horas.

Las flores, en su mayor parte centros florales, adornaron todas las lápidas y monumentos, incluido el monolito que recuerda a los republicanos enterrados en una fosa común.

También estaba especialmente decorada para la ocasión, la capilla instalada en el cementerio municipal. El Concello completó el homenaje con coronas de flores en la puerta principal.

Este año la música clásica se extendió a la necrópolis municipal de Carril en el mismo horario, y en Vilaxoán, a los cementerios de San Martín de Sobrán, por la mañana, y de A Pelada, por la tarde, a pesar de que ambos son de titularidad parroquial.

En ayuntamiento Cambados, el cementerio parroquial de Santa Mariña fue el foco principal de las visitas desde primeras horas de la mañana. Por ello se llevó a cabo un dispositivo especial de tráfico en la zona de A Pastora.

Este año, como consecuencia de la jornada lluviosa, los actos religiosos en memoria de los difuntos no pudieron realizarse en las ruinas de Santa Mariña, por lo que pasaron a la iglesia parroquial.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats