El Concello de O Grove, en colaboración con diferentes colectivos socioculturales, organiza una nueva fiesta de Samaín. Y lo hace, explica, con la intención de mantener vivas tradiciones como la del tallado de calabazas para convertirlas en terroríficas calaveras, pero también con la esperanza de dinamizar el comercio local.

Se trata de desplegar todo tipo de actividades -el día 31, en horario de mañana y tarde- tendentes a ofrecer alternativas de ocio a los vecinos. Pero también ideadas para que el ambiente festivo se traslade a cada rincón de la localidad, incluido el pequeño comercio, los bares y restaurantes.

Ni que decir tiene que con la "Festa de Samaín" también se trata de dar a conocer este evento desde un punto de vista etnográfico, dejando constancia de que la celebración también conocida como Halloween forma parte de "un pasado común europeo" heredado a través de la cultura celta.

Otra de las metas marcadas es la de mantener y dar a conocer los juegos tradicionales "y el patrimonio etnográfico de nuestros antepasados", siendo este un proyecto en el que trabaja intensamente el Concello meco desde hace muchos años; desde que comenzó la elaboración de una gran colección de juegos ahora disfrutada por niños y adultos no solo en cada fiesta que se organiza en esta localidad arousana, sino también en infinidad de municipios gallegos.

De este modo se mantiene viva la cultura tradicional gallega, se fomenta "el gusto y la afición por las actividades culturales" y se muestra a la población otra manera de ocupar el tiempo libre; todo ello objetivos igualmente marcados por los promotores de la celebración prevista para el día 31 en la plaza de O Corgo y la carpa institucional colocada allí desde la Festa do Marisco.

Entre las actividades previstas están también los talleres de tallado de calabazas, maquillaje y globoflexia, la venta de productos de las asociaciones de padres de alumnos, magosto, actuaciones musicales, cuentacuentos, concurso de calabazas y de disfraces y el desfile de meigas y fantasmas.