El sector del mar en Galicia está tan preocupado como desconcertado en relación con el artículo 135 del Reglamento General de Costas. Y es que "para conceder las concesiones establece condiciones absolutamente abstractas". Se refieren, por ejemplo, a la posibilidad de que se limite el periodo de operatividad de las empresas atendiendo a "efectos sobre la erosión costera", la "dinámica costera del tramo de costa" y "efectos previsibles del cambio climático", tal y como se redacta en la nueva normativa.

Depuradores, cocederos, conserveras y mejilloneros se preguntan: "¿Cómo van a limitarnos el tiempo de trabajo a tenor de factores tan impredecibles como el cambio climático o la erosión costera?". Y acto seguido sentencian: "Parece que hay alguien, ya sean ecologistas u otros colectivos, empeñados en cargarse para siempre al sector del mar en Galicia".