Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El día que los falangistas llamaron "traidor" a Franco

Pedro de la Fuente Peinado recuerda a la perfección el día que los falangistas llamaron traidor a Franco. Sucedió en torno a 1959 o 1960, durante una misa en la basílica del Valle de los Caídos, a donde Franco ordenó trasladar los restos de José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange, que había sido enterrado en el monasterio de El Escorial. "Los obreros estábamos comiendo unos bocadillos fuera, y de repente vimos salir a unos guardias civiles con los fusiles en posición de disparo. Supimos inmediatamente que había pasado algo, y cuando salió nuestro encargado le preguntamos. Nos dijo que los falangistas le habían llamado traidor a Franco durante la misa".

Según el relato de Pedro de la Fuente, el dictador había acudido todos los años a la misa de aniversario por Primo de Rivera en El Escorial vestido de falangista. Sin embargo, en la primera ceremonia que se oficiaba en Cuelgamuros acudió con el traje de general. "Los falangistas lo tomaron como una humillación, y en el momento en el que el cura levantaba el cáliz y se apagaban las luces, gritaron, 'Franco eres un traidor'".

Hoy, este arousano de adopción observa el Valle de los Caídos como una obra gigantesca, pero no le da mayor significación política. "El que quiera ir, que vaya, y el que no, que no vaya".

Compartir el artículo

stats