Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Cofradía de Vilanova explora una nueva vía laboral con el turismo marinero

Cuatro mariscadoras, entre las que está la patrona mayor, se forman como guías para dar a conocer el marisqueo -La iniciativa arrancará el próximo año

Lonja de Vilanova, con la pasarela para turismo que nunca se ha utilizado. // Noé Parga

Lonja de Vilanova, con la pasarela para turismo que nunca se ha utilizado. // Noé Parga

El interés del turismo por descubrir el trabajo que realizan las mariscadoras en las playas y como el producto llega desde la arena hasta las mejores mesas del mundo ha abierto una nueva perspectiva laboral que la Cofradía de Vilanova no está dispuesta a dejar escapar. Es por ello que, al amparo de los Grupos de Acción Local Pesqueira (Galp), y dentro del programa Mar das Illas, se han formado cuatro mariscadoras, entre ellas la patrona mayor, María José Vales Martínez, como guías turísticas para comenzar con visitas a las playas de Vilanova.

Vales reconoce que "aunque existen casos similares en la comarca, como Guimatur de Cambados o AmarCarril, ambas con años de experiencia, nuestra intención es algo diferente, ya que sería la propia Cofradía la que se encargue de gestionar las visitas guiadas, tanto de turistas como de grupos escolares, que podrían conocer así nuestro trabajo desde la playa hasta el momento de la subasta en la lonja". Vales señala que esta formación como guías "nos va a permitir aprovechar los flujos turísticos que se han registrado en Vilanova en los últimos tiempos, adaptándonos a las necesidades y horarios de los turistas que quieran conocer de primera mano como trabajamos las mujeres en las playas".

Así, los visitantes podrían conocer trabajos de resiembra, de limpieza de las playas, de extracción, vigilancia, y por supuesto, la venta en la "rula" vilanovesa, donde destaca la comercialización de almeja. Insiste Vales en que "puede convertirse en un complemento económico importante para la Cofradía de Vilanova, sobre todo porque la llegada de peregrinos por la Variante Espiritual ha hecho crecer mucho el turismo".

Las propias mariscadoras han experimentado en más de una ocasión, como los turistas que se encuentran en Vilanova se acercan hasta ellas para conocer su trabajo y ver como extraen el marisco de las playas.

Es por ello que, hace tiempo que "teníamos en mente poner en marcha este servicio, pero no hemos podido dar el paso hasta ahora".

Aunque no se marcan fechas para el inicio de este proyecto, la intención es que pueda comenzar el próximo año con las primeras visitas turísticas a las concesiones que la Cofradía tiene en la ensenada de O Esteiro, as Sinas y O Terrón, lugares donde acostumbran a centrarse los trabajos de las mariscadoras vilanovesas. "Estamos dispuestas a enseñar todo nuestro territorio con el fin de que los visitantes valoren el trabajo que realizamos para que este producto llegue a los mejores mercados", explicaba ayer Vales.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats