Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La guardería de Vilaxoán abre con 65 niños, un tercio admitidos en septiembre

En el baremo extraordinario fueron aceptados 19 alumnos - La mayoría irán al comedor, ya tengan media jornada o completa - El grupo más numeroso es el de 1-2 años

La escuela infantil de Vilaxoán está en funcionamiento desde la semana pasada. // Iñaki Abella

La escuela infantil de Vilaxoán está en funcionamiento desde la semana pasada. // Iñaki Abella

Vilagarcía cuenta este curso con una nueva escuela infantil pública para niños de 0 a 3 años. Se trata de un centro en Vilaxoán, que se suma a los que ya funcionan desde hace años en Carril y A Lomba. La guardería ubicada en el sur del municipio comenzó a funcionar la semana pasada con un total de 65 niños admitidos, 19 de ellos en el baremo extraordinario de septiembre, según las listas publicadas por el Consorcio Galego de Igualdade e Benestar, organismo que gestiona la escuela infantil.

La mayoría pertenecen al grupo de 1 a 2 años (12), mientras que en el de 2-3 hay tres menores aceptados y en el de bebés (0-1), cuatro. De los 19 todos solicitaron comedor a excepción de tres.

Atendiendo al cómputo global, (es decir, tanto los alumnos admitidos en septiembre como en el plazo ordinario), la práctica totalidad comerán en la escuela infantil de la urbanización Miramar este curso, lo que demuestra que el comedor es un servicio que facilita la conciliación de las familias.

De los 65 niños matriculados en la guardería de Vilaxoán, diez tienen menos de un año, 33 de 1 a 2 años y 24 de 2 a 3.

Estaba previsto que las autoridades locales y autonómicas realizasen la semana pasada una inauguración oficial de las instalaciones, las cuales optan a un premio de arquitectura, pero el triple asesinato machista de Valga que conmocionó a toda Galicia trastocó los planes de los políticos, quienes prefirieron suspender la visita. Así las cosas, el centro comenzó a funcionar con normalidad después de la jornada de puertas abiertas.

El diseño de la estructura de la guardería es modular e imita la tipología de las antiguas casas marineras de Vilaxoán. Se proyectaron todas las clases con doble ventilación, por el norte y por el sur, y cuentan con mucha iluminación natural. Entre ellas hay unos espacios menos luminosos destinados a zonas de descanso para colocar las cunas de los bebés.

Después de las aulas (entre ellas hay varios aseos), se dispone el comedor, y por último la cocina. A los 870 metros cuadrados de edificación hay que sumar los 400 del patio al aire libre que se ubica en la zona sur, así como otra superficie, ya más sombría, en la parte norte.

El Concello adjudicó la construcción de la escuela infantil en marzo de 2017 a la empresa sanxenxina Inelsa, y lo hizo por un importe de 589.163,74 euros (IVA incluido), muy por debajo del precio de licitación (701.480 euros). Precisamente parte de esta baja sirvió para sufragar los 57.000 euros de coste adicional que en el otoño de 2018 generó la modificación del proyecto para adaptarse a la nueva normativa en materia de eficiencia energética.

Otro imprevisto, si bien más cuantioso, fueron las canalizaciones de saneamiento que aparecieron bajo el solar; al parecer no estaban registradas y hubo que desviarlas, lo que supuso un coste de 148.000 euros.

Compartir el artículo

stats