Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unos análisis que tienen cuatro años de validez prorrogables

Según las directrices para la caracterización del material de dragados y su reubicación en otras aguas, la validez de los análisis como los que certifican que los sedimentos que se van a sacar del Lérez no son contaminantes es de un máximo de cuatro años.

La documentación que presentó Portos de Galicia ante el Ministerio para la aprobación de la evaluación ambiental es de 2017 por lo que el retraso en el proyecto podría obligar a repetir estas catas, lo que supondría un nuevo retraso para una actuación que acumula más de doce años de trámites y que demandan tanto el Club Naval (para solventar su problema de calado) como las cofradías del fondo de la ría (para regenerar los bancos marisqueros improductivos). Según lo que se establece en estas directrices, los resultados podrían ser prorrogados otros cuatro años pero si sus resultados se validan mediante una calificación más simplificada de los mismos.

El Gobierno señala que el Patronato de Illas Atlánticas no se ha dirigido a ellos.

Compartir el artículo

stats