Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Mancomunidade promueve la innovación en empresas de España y norte de Portugal

En Exposalnés se dio a conocer el proyecto Interreg V que busca la participación del tejido empresarial en actividades de I+D+i en los sectores de desarrollo más destacados

Un momento de la reunión celebrada en la mañana de ayer en Exposalnés. // Faro

Un momento de la reunión celebrada en la mañana de ayer en Exposalnés. // Faro

En la mañana de ayer tuvo lugar la primera reunión para la presentación del proyecto Interreg V para el área de cooperación entre España y Portugal. La Mancomunidade do Salnés ha asumido el papel de promotor de esta iniciativa que busca optimizar el desarrollo de las nuevas tecnologías en favor del tejido empresarial transfronterizo. A la reunión asistieron representantes del Concello y Diputación de Ourense, Universidade de Vigo, Xunta de Galicia y Valença.

El objetivo general de este proyecto es potenciar un programa de cooperación para contribuir a la estrategia de la unión del tejido empresarial para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador y al logro de la cohesión económica, social y territorial.

Este proyecto facilitará que "la investigación aplicada relacionada con internet y la fabricación avanzada se traslade a las pequeñas y medianas empresas de los sectores más relevantes del espacio interfronterizo, involucrando directamente al personal en las redes de intercambio y en los laboratorios de prototipado y experimentación", apuntan desde la Mancomunidade.

Entre los objetivos específicos del proyecto destaca el facilitar la comunicación entre 170 pymes de España y Portugal y 30 centros de I+D a través de la implementación de una red de cooperación y transferencia tecnológica, en torno a las tecnologías facilitadoras esenciales (TFE). Por otro lado, se pretenden abordar 25 retos tecnológicos empresariales vinculados con las TFE (tics y fabricación avanzada) a través del desarrollo y validación de un nuevo modelo de colaboración altamente participativo entre centros de I+D y la empresa.

También se tratará de dinamizar la presentación de 30 proyectos empresariales a oportunidades de financiación I+D+i por medio del desarrollo y validación de un nuevo modelo de acompañamiento a pymes del entorno fronterizo.

Desde esta perspectiva, los desafíos que debería afrontar España se relacionan con el elevado desempleo, la reducida competitividad empresarial, la fragilidad de su sistema de I+D+i, la escasa eficiencia en el uso de los recursos y la existencia de factores de riesgos naturales. En el caso de Portugal, los retos que se señalan como más importantes tienen que veron el incremento de la competitividad de su economía, la lucha contra el desempleo a través de la mejora en los niveles de educación y formación, así como el aumento de la eficiencia en el uso de los recursos naturales.

Compartir el artículo

stats