La Consellería de Educación ha apostado por la rehabilitación energética y funcional de dos colegios en la comarca: el CEIP Arealonga, de Vilagarcía de Arousa, y el CPI de Pontecesures, con una inversión de 1,3 millones de euros. Las obras más avanzadas son las del centro escolar vilagarciano que tendrá listas sus obras para el 11 de septiembre, fecha del inicio del nuevo ciclo lectivo. El otro colegio, que es más grande e incluye secundaria, tiene trabajos pendientes que se compatibilizarán en época de clases bajo estrictas medidas de seguridad.

Ambas actuaciones se enmarcan en el plan de dotación de infraestructuras educativas con el fin de lograr la mejora de la eficiencia energética en los colegios. La conselleira, Carmen Pomar, visitó los dos centros escolares para comprobar el estado de ejecución de los trabajos.

"Las obras en el colegio Arealonga tienen una inversión de 540.978 euros, y acabamos de comprobar que van en tiempo. Cuando comiencen las clases el día 11 creemos que las instalaciones estarán completamente preparadas para que la comunidad escolar empiece el ciclo lectivo sin ninguna incidencia", apuntó la titular de Educación.

Pomar recordó que la actuación en este CEIP, fundamentalmente, se enmarca en obras de eficiencia energética, lo que va a influir mucho en la confortabilidad térmica del edificio.

"Se cambiaron las carpinterías por unas nuevas más ajustadas, se hacen actuaciones en las instalaciones de calefacción y se cambian todas las luminarias ya que las nuevas van con sensores que las encienden en función de la intensidad lumínica que hay en las aulas y también se las habitaciones están ocupadas o no. También se coloca pladur y se elimina un alicatado obsoleto que quedaba en algunas aulas. Así mejorará también la acústica, incluida el aula de inglés. Por último, se acomete el pintado de las aulas siguiendo la normativa de un estudio cromático hecho por expertos arquitectos que contribuirán a mejorar la atención y concentración de los alumnos", relató Carmen Pomar.

La conselleira quiso transmitir un mensaje de tranquilidad a las familias de la comunidad educativa porque el día 11 comenzarán las clases con normalidad.

En cuanto al colegio de Vilaxoán, que necesita obras de rehabilitación, la titular de la Consellería avanzó que tiene prevista una actuación similar a la del CEIP Arealonga para 2020, aunque la continuidad de las obras dependerá de que se confirme la demandada transferencia del Estado a las comunidades autónomas.

Tras la visita al colegio vilagarciano, Carmen Pomar y su comitiva continuaron viaje a Pontecesures donde también se lleva a cabo una actuación similar, aunque la inversión alcanza los 762.341 euros debido a que se trata de unas instalaciones más grandes que también albergan alumnado de secundaria.

Vilalonga

La conselleira también se refirió a otra de las actuaciones de su departamento en la comarca. Se trata de la construcción del nuevo colegio en Vilalonga, cuyas obras fueron adjudicadas a la Constructora San José SA por 4.557.247,90 euros y un plazo de ejecución de 12 meses.

Pomar explicó que los trabajos constructivos podrán comenzar a finales de septiembre, una vez que se acometa la retirada de un cable de alta tensión.

"Estamos pendientes de la eliminación de un cable de alta tensión que es algo que gestiona el Concello de Sanxenxo con la Consellería de Industria, y una vez que se retiren esos cables comenzará la obra. Como ya dijimos en su día, este centro comenzará a funcionar en el ciclo 2020/2021" explicó la responsable de la cartera autonómica de Educación.