DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hostelería afronta el final de una campaña muy irregular y con altibajos de ocupación

El mal tiempo penalizó al sector -O Grove termina el mes con los hoteles llenos y aún confía en un septiembre bueno -Fefiñáns, el marisqueo o la Ruta da Pedra e da Auga son tres de los grandes reclamos de la comarca

Bañistas en la playa de A Lanzada, en una imagen reciente. // Muñiz

Bañistas en la playa de A Lanzada, en una imagen reciente. // Muñiz

El verano turístico se acaba, y no existe un diagnóstico unánime de la campaña en O Salnés. Así, coexisten las voces que se muestran satisfechas, y que aseguran sin género de dudas que ha habido más gente que el año pasado, con otras más comedidas que incluso apuntan a un descenso en el número de visitantes. Ha sido, en términos generales, un verano muy irregular y heterogéneo, ya que los resultados fueron dispares según el sector del negocio y el municipio en el que estuvo emplazado. Del mismo modo, ha habido altibajos en la ocupación, motivados en gran medida por el tiempo casi otoñal de la primera mitad de agosto.

La técnico que atiende la oficina de turismo de Ribadumia, por ejemplo, aduce que "mayo, junio y julio sí que fueron meses muy buenos, pero en cambio agosto está siendo un poco flojo comparado con el de otros años". Una apreciación con la que coincide Raquel Mondragón, gerente de dos de los principales hoteles de Vilagarcía, el Castelao y el Pazo Rial, y que fue hasta hace poco directiva de la asociación local de hosteleros (Ahituvi). "En lo que respecta a nuestros dos hoteles, julio fue bastante malo, y en agosto hemos tenido menos gente que en 2018. Durante esta semana ya bajó muchísimo la ocupación", resalta.

Sin embargo, José Luis Benavides, que es vicepresidente de la asociación de empresarios de O Grove, Emgrobes, plantea que "ha sido un verano atípico", ya que hubo más gente en las dos quincenas generalmente más flojas, como fueron la primera de julio y la segunda de agosto. Pero, en cualquier caso, él está contento. Afirma que los hoteles mecos aún están llenos, hasta el extremo de que "ha habido hoteles que llamaron a otros preguntándoles si les quedaba alguna habitación libre para este fin de semana". "Si el tiempo viene bueno en septiembre, podremos hablar de una buena campaña", remacha.

Oficinas de turismo

En la oficina de turismo de Vilagarcía afirman que "la temporada empezó ya en marzo", y que se notó un aumento de visitas considerable respecto a los años precedentes. A falta de elaborar las estadísticas de agosto, en julio atendió unas 3.000 consultas.

También se muestran satisfechos en la oficina de turismo de Cambados, cuya localidad tiene un as en la manga para los días nublados: su conjunto histórico. El personal de la oficina ubicada en Exposalnés señala que también están muy contentos por la marcha del Enobús, que hará mañana viernes precisamente su último viaje. "Ha funcionado genial, muchas veces fue el autobús lleno", señalan.

En lo que respecta a las consultas de los viajeros, en Cambados la mayoría de ellas están enfocadas a sus dos joyas patrimoniales más conocidas: el pazo de Fefiñáns y las ruinas de Santa Mariña. "La torre de San Sadurniño no la conocen, pero cuando les hablamos de ella y les enseñamos donde está sobre un plan quedan maravillados", añaden en la oficina.

En Vilagarcía, son muchos los turistas que muestran interés sobre el marisqueo. "Les recomendamos ir por el paseo marítimo cuando la marea está baja, para ver esa imagen tan característica de Vilagarcía con el mar parcelado y a los mariscadores trabajando". Los más interesados incluso se apuntan a las visitas guiadas de Amarcarril, que les permite vivir en primera persona la experiencia del marisqueo, y se acercan por la tarde a la lonja de Carril para presenciar la subasta.

Otros recursos que motivan un buen número de consultas son las visitas a la isla de Cortegada, las catas en bodegas o la ruta de los pazos históricos.

Mientras, en Ribadumia, la Ruta da Pedra e da Auga es sin lugar a dudas el recurso turístico más conocido y por el que más preguntan los viajeros. A mucha distancia, se sitúan el jardín botánico de Quinteiro da Cruz, el yacimiento arqueológico de Monte do Castro y la enograstronomía.

Compartir el artículo

stats