Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La recogida selectiva de plástico, briks y vidrio casi duplica los datos de 2018

Durante las fiestas se dispusieron 40 contenedores de refuerzo en las zonas más concurridas

El balance de recogida selectiva de plástico, briks y vidrio durante las fiestas de este año casi duplica las cifras alcanzadas en agosto del año anterior, según los datos aportados por el gobierno municipal de Vilagarcía relacionados con las principales celebraciones del mes. Así, la Festa da Auga resultó la más sostenible de los últimos años, ya que casi se duplicaron los resultados de 2018.

Las cifras de la recogida efectuada el día 16, tras la Festa da Auga, desvelan que este año se recuperaron 3.780 kilos más de vidrio y 1.770 kilos más de envases ligeros que en la fiesta del año anterior. La evolución positiva de la recogida selectiva estuvo acompañada por el descenso del resto de los residuos en un total de 8.920 kilos menos.

El dispositivo de limpieza puesta en marcha por la Concellería de Servizos para la Festa da Auga se diseñó en base a los criterios de selectiva de la basura, para la cual se realizó una primera batida de limpieza a mano para retirar únicamente plásticos, briks y vidrio, y luego otra, para los residuos no reciclables. Para facilitar la labor de las brigadas y acelerar la puesta a punto de la ciudad tras las celebraciones, también se dispusieron de 40 contenedores de refuerzo en las zonas en las que se congrega más gente.

El plan y la concienciación progresiva de la gente favoreció que, por segundo año desde que se llevan a cabo estos criterios para unas fiestas más sostenibles, se incremente la tasa de reciclaje.

En cifras absolutas, este año la Festa da Auga y las celebraciones anteriores generaron 20.580 kilos de basura común, frente a los 29.500 del año pasado. En cuanto al contenedor amarillo, los materiales reciclables recuperados ascendieron a 7.270 kilos, frente a los 5.500 de la pasada edición, y en lo que respecta al vidrio en esta ocasión se recuperaron 7.780 kilos, frente a los 4.000 del año 2018. Cabe destacar que estas cifras se correspondieron exclusivamente a los residuos recogidos en las calles del centro, en las que se desarrollan los actos de las celebraciones festivas.

El concejal Lino Mouriño también destacó la iniciativa puesta en marcha por primera vez por el Concello en colaboración con los hosteleros de la ciudad para tener unas fiestas libres de plástico, mediante la cual se eliminaron los vasos de un solo uso y se sustituyeron por otros de material reciclable y que permite varios usos.

Mourño agradeció la colaboración de la ciudadanía a la hora de usar las papeleras y contenedores , así como el trabajo realizado por todas las personas que participaron en el dispositivo especial de limpieza.

Compartir el artículo

stats