Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La noche previa se saldó con 15 intoxicaciones de alcohol o drogas, la mayoría entre menores

La Policía Local advierte de menos intervenciones que otros años - Detuvo a un joven tras agredir a un agente - Cortes, contusiones y peleas completan la lista de incidencias

Uno de los múltiples controles deplegados ayer por la guardia Civil de Tráfico en las salidas de Vilagarcía. // Noé Parga

Uno de los múltiples controles deplegados ayer por la guardia Civil de Tráfico en las salidas de Vilagarcía. // Noé Parga

Amplio dispositivo desplegado en Vilagarcía para velar por la seguridad en una noche en la que miles de personas llegan a la ciudad sedientas de juerga en la víspera de la gran Festa da Auga. Entre las once de la noche del jueves y las doce del mediodía de ayer, la ambulancia de protección Civil fue requerida en 26 ocasiones. Predominaron las intoxicaciones etílicas y/o de drogas con un total de 15 asistencias, sobre todo a jóvenes de 16 a 19 años, es decir, algunos menores de edad.

Según el balance de Emerxencias, también se registraron durante la noche dos agresiones y cuatro atenciones por traumatismos o heridas. Con respecto al total de intervenciones sanitarias, el 69% de los atendidos eran hombres y el 31% mujeres.

Hay que añadir las 20 personas que necesitaron asistencia por presentar cortes y contusiones y las atendidas por la ambulancia medicalizada con la que este año el Concello de Vilagarcía reforzó la noche previa al Auga. Así, la UVI móvil se encargó de cuatro pacientes, dos de los cuales fueron trasladados al Hospital.

La medicalizada también intervino en conjunto con la ambulancia de Protección Civil y la Policía Nacional en una pelea ocurrida en la plaza del Doutor Carús, donde fue atendida otra persona. Al hospital de campaña acudieron 30 heridos leves que no requirieron traslado.

El amplio dispositivo de la noche previa a la Festa da Auga estuvo formado por el Servizo Municipal de Emerxencias e Protección Civil, la Policía Nacional, la Local y la Guardia Civil de Tráfico.

Por su parte, los agentes del instituto armado instalaron grandes controles en todas las salidas de Vilagarcía, como por ejemplo Carril, Fontecarmoa o la rotonda de Godos. En esta última ubicación, donde se unen los concellos de Vilagarcía, Vilanova y Caldas, se podía ver a varios coches estacionados en los que sus conductores esperaban a recuperarse tras dar positivo en alcoholemia.

Menos gente de madrugada

El Concello vilagarciano asegura que la noche previa al Auga se saldó "con muchos menos" incidentes que en años anteriores. "A esto contribuyó, además de una mayor concienciación, el hecho de que se redujese notablemente el número de personas que pasó la noche en vela, mientras que se notó una mayor afluencia en los momentos previos a la salida del santo", valoran desde Ravella.

Según el balance de la Policía Local, hasta las 12.00 horas de ayer se recibieron muchas llamadas por pérdida de carteras, teléfonos, tarjetas, llaves, DNI, ... En su listado de intervenciones también figura la identificación de una chica presuntamente agredida por un compañero que había abandonado el lugar, la de una pareja que discutía después de una caída o varias llamadas por peleas en las que no fue necesario instruir diligencias.

Destaca la detención de un menor por atentado contra agente de la autoridad. Tiró dos motos, golpeó un coche al que obligó a parar y finalmente agredió en la nuca de un policía local, por lo que fue arrestado.

Hubo cuatro accidentes de tráfico con daños materiales, y en uno de ellos arrojando un conductor positivo en alcoholemia (0.97 y 0.92 mg/l). Los agentes también se desplazaron a un domicilio particular a realizar una medición de ruidos con motivo del festival H2O y atendieron a una joven ebria en la playa de A concha que tuvo que ser evacuada al Hospital do Salnés en ambulancia.

Compartir el artículo

stats