El Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI) consiguió localizar durante sus últimas expediciones en busca de mamíferos marinos un grupo de marsopas, "el cetáceo más pequeño que habita en Galicia". Precisamente a causa de su pequeño tamaño, y dado su "comportamiento escurridizo y tímido", resulta particularmente difícil estudiar esta especie. Así lo explica el doctor Bruno Díaz, director del BDRI, quien asume que "queda mucho por conocer acerca de su biología general y ecología".

Desde dicho centro, asentado en O Grove, aprovecha para señalar que "las marsopas se enfrentan a varias amenazas provenientes de las actividades humanas, incluyendo la captura accidental en artes de pesca, sobrepesca de su alimento, perturbaciones del tráfico marítimo y la contaminación marina".