Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tesoros ocultos bajo la arena de O Sarrido

Guimatur guía a niños de Cambados en una experiencia en la playa sobre marisqueo

Las mariscadoras de Guimatur fueron las guías de los niños de las ludotecas en la playa de San Tomé, donde conocieron los secretos del oficio. // Noé Parga

Las mariscadoras de Guimatur fueron las guías de los niños de las ludotecas en la playa de San Tomé, donde conocieron los secretos del oficio. // Noé Parga

¿La almeja nace sola en las playas o hay que sembrar cría? ¿Cómo saben las mariscadoras donde se oculta cuando está enterrada bajo la arena? ¿Qué herramientas se emplean para extraerla? Uno de los objetivos del Grupo de Acción Local Pesqueira (GALP) de la ría de Arousa es el de las nuevas generaciones conozcan los entresijos de las actividades pesquera y marisquera, y lo mejor para conseguir eso es que ellos mismos lo prueben con sus manos. Por eso, una veintena de niños de Cambados visitaron ayer la playa de O Sarrido, donde se convirtieron en mariscadores por unas horas.

Los escolares, de siete años en adelante, procedían de las ludotecas de verano del centro urbano, Castrelo y Vilariño, y se dieron cita en la plaza del Concello a primera hora de la mañana. Posteriormente, fueron caminando por el paseo marítimo hasta la escalinata de San Tomé, donde fueron recibidas por las mariscadoras de Guimatur, una asociación que organiza visitas guiadas a los escenarios del marisqueo.

Para entonces, la marea empezaba a subir, pero aún quedaba la suficiente bajamar para que los niños pudiesen ver con sus propios ojos como se extrae el marisco. Se dirigieron a la torre de San Sadurniño y a la playa de O Sarrido, donde las guías de Guimatur les dieron unas botas de goma y le dieron los aparejos de marisqueo, y les explicaron como se siembra la cría de almeja y cómo pasados los meses se recoge.

Además de ser un taller de carácter divulgativo, y de ofrecer una mañana de vacaciones distinta y divertida para los niños, los promotores también quieren inculcarles el respeto hacia el medio ambiente. Este mismo taller se ha desarrollado igualmente en O Grove esta semana. Este es un trabajo que es visto con buenos ojos en las cofradías, y de hecho la de A Illa organiza sus propios talleres con los escolares de la localidad.

La propia Xunta de Galicia ha puesto en marcha este verano la segunda edición de su campaña "Non sexas pirata!", contra el furtivismo de bañador, y la propuesta estrella de la carpa informativa es un arenero en el que los niños juegan a encontrar e identificar diferentes especies de bivalvos.

Compartir el artículo

stats