Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pulpo reina en Santa Marta pese al precio

Las raciones se servían en la fiesta de Ponte Arnelas a diez euros, más caras que en las pasadas ediciones

Una de las múltiples ofrendas a la Virgen // Iñaki Abella

Una de las múltiples ofrendas a la Virgen // Iñaki Abella

El pulpo á feira sigue reinando en la romería de Santa Marta. Ni siquiera la subida del precio del octópodo consigue destronarlo como máximo reclamo de la fiesta. En esta ocasión se cobraba a diez euros el plato, superior a los nueve de la edición del año pasado y muy por encima de los precios que se manejaban cinco años atrás, cuando cada servicio se servía a siete euros. La tradición se mantiene pese al elevado precio y, como se suele hacer, cada plato estaba acompañado por una taza de vino tinto. Además del pulpo, en las diferentes casetas que ocupaban todo el recinto del evento, así como los alrededores de la pequeña capilla, también se servían otros productos típicos de las romerías gallegas como son el churrasco, las croquetas o la tortilla de patatas.

Y es que Santa Marta sigue reuniendo a muchos vecinos que se acercan a la localidad de Ponte Arnelas, situada entre Ribadumia, Cambados y Vilanova. Todos estos vecinos, que se juntaron por motivos religiosos y gastronómicos, disfrutaron de las dos vertientes de la fiesta y respetaron las tradiciones que mantienen viva esta romería veraniega, convirtiendo la capilla en el centro de rezos a una santa experta en el cuidado, prevención y solución de problemas auditivos.

Las primeras horas estuvieron centradas en los motivos más religiosos. Desde las ocho de la mañana y hasta la una de la tarde se celebraron misas cada hora en honor a Santa Marta y, a las 20.00 horas, fue el turno de la misa solemne de la jornada, que se celebró en el campo de la fiesta. Inmediatamente después de la ceremonia, se dio paso a la procesión, que estaba acompañada por la banda de música de Ribadumia. Con esta procesión se puso fin a todos los ritos religiosos y el día se cerró con las actuaciones de las orquestas La Ola ADN y Compostela.

Hoy continúan las festividades, en este caso, con el homenaje a San Cayetano. Habrá de nuevo una misa y una procesión a partir de las ocho de la tarde. La sesión la vuelve a cerrar la actuación de dos orquestas: Pontevedra y Marbella. El último día de estas fiestas de Ponte Arnelas será mañana y se sigue con el mismo esquema: misa y procesión por la tarde y orquestas y fiesta a la noche.

Compartir el artículo

stats