Algunas terrazas hosteleras de Vilagarcía están incumpliendo el horario de funcionamiento y/o la superficie permitida aprovechando el tirón del verano. Ha habido quejas de los vecinos y el Concello ha decidido enviar a los locales una circular en la que les recuerda los detalles de la normativa que deben cumplir.

Así, en verano las terrazas para cafés, bares y restaurantes pueden funcionar hasta las 00.30 horas y hasta la 1.30 en fin de semana; mientras que las de pubs, discotecas y bares especiales tienen permiso para permanecer montadas hasta la 1.30 entre semana y hasta las 2.30 en fin de semana. Durante los días de fiestas, el horario de recogida de las mesas y sillas en el exterior de los establecimientos se amplía en una hora más, siempre y cuando esté dentro del horario de apertura del propio negocio.

Otro recordatorio que la concejalía que dirige Álvaro Carou lanza a los hosteleros en la carta es que la instalación de una terraza no puede comenzar antes de las ocho de la mañana.

El envío de esta circular es una de las medidas que el nuevo concejal de Turismo pactó con la Asociación de Hostelería e Iniciativas Turísticas de Vilagarcía (Ahituvi) en una reunión celebrada hace unos días. Según apunta Ravella en un comunicado, "las dos partes, administración y profesionales, están de acuerdo en que, dentro de la flexibilidad, hay que tener siempre en cuenta la necesidad de conciliar todos los intereses: los de los empresarios de la hostelería y de sus clientes, pero también los de los vecinos que simplemente pasean por la vía pública o viven en la misma calle en la que está establecida la terraza".

En la misiva, el Ayuntamiento recuerda al sector que la concesión de una terraza "implica un uso extraordinario del espacio público, por lo que el titular de la autorización debe extremar el respecto a las superficies, aforo y sobre todo, itinerarios libres para la circulación de los ciudadanos".

Mayor colaboración

El edil de Turismo, Álvaro Carou, reclama una "mayor colaboración en el cumplimiento de los horarios" y señala que respetar los horarios, espacios y aforo "es la mejor manera de evitar las sanciones que están previstas en la propia ordenanza que regula la concesión de esos espacios públicos que los hosteleros explotan comercialmente".

Carou confía en que los hosteleros tomen nota de las obligaciones que se recogen en la circular. "Las terrazas contribuyen a hacer una ciudad más viva y vivida, pero eso tiene que tener un límite en los derechos de los viandantes y los residentes", resume el concejal socialista.