Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de un trámite impide a una viuda del "Sin Querer Dos" cobrar las pensiones

La Fiscalía tiene que iniciar la declaración de fallecimiento del marinero desaparecido, Guillermo Casais, pero aún no lo hizo -El pescador dejó dos huérfanos, ambos menores

Alfombra floral que preparó la Cofradía de Cambados el día del Carmen en recuerdo de los fallecidos. / IA

Alfombra floral que preparó la Cofradía de Cambados el día del Carmen en recuerdo de los fallecidos. / IA

Ocho meses después de que el cambadés Guillermo Casais Bravo perdiese la vida en el naufragio del "Sin Querer Dos", su viuda y los dos huérfanos, ambos menores de edad, no han cobrado ni un solo euro de las prestaciones que le corresponderían de la Seguridad Social. El motivo es que el cuerpo de Casais Bravo no apareció, por lo que para acceder a esas ayudas hay que tramitar antes una declaración de fallecimiento. Pero eso solo puede hacerlo la Fiscalía con competencias en el partido judicial donde sucedieron los hechos, y todavía no lo ha hecho.

La viuda de Guillermo Casais, con quien tuvo dos hijos, ambos todavía de corta edad, ha remitido un angustioso escrito al fiscal superior de Galicia, Fernando Suances, en la que señala que su situación económica es muy delicada, al no poder cobrar las pensiones de viudedad y de orfandad que le corresponderían. Desde la Fiscalía Superior de Galicia le responden que han remitido su petición a la Fiscalía Provincial de A Coruña, que es la competente en el asunto.

La única afectada

El cerquero "Sin Querer Dos" se hundió frente a la Costa da Morte el 19 de diciembre pasado. Iban a bordo diez marineros, de los que seis lograron sobrevivir. Fallecieron el patrón Manuel Serén, y los marineros Teófilo Rodríguez, Bernardino Padín y Guillermo Casais. El cuerpo de este último nunca apareció, lo que ha supuesto una tragedia añadida para su viuda e hijos, ya que a la angustia de no poder enterrarle se añade ahora la incertidumbre económica, pues la tramitación de sus pensiones es más engorrosa que en el caso de las familias de las víctimas identificadas. De hecho, es la única familia que no ha podido acceder todavía a las prestaciones públicas de la Seguridad Social.

La viuda explica en su escrito al fiscal superior de Galicia que Guillermo Casais trabajaba para el "Sin Querer Dos" desde enero de 2007, pero que la mutua de la empresa no autoriza la tramitación de las prestaciones que ella solicita mientras no se declare oficialmente el fallecimiento del pescador. Y según ella, ese trámite solo puede incoarlo el Ministerio Fiscal.

Pero no lo hizo desde el accidente, pese a un requerimiento expreso del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Corcubión que está investigando los hechos, datado en abril de este año. En su escrito a Suances, la viuda relata que el retraso en la tramitación, "me está ocasionando un injustificable perjuicio económico dado que, al no existir la declaración de fallecimiento, se me está privando o dilatando el reconocimiento de las prestaciones, necesarias para nuestra supervivencia económica".

Además, se queja de que no se siente escuchada por los fiscales del área de Corcubión. Según ella, desde su entorno se intentó contactar con los fiscales, "para transmitirles personalmente la preocupación y angustia que la situación me produce", y la única respuesta que le dieron es que no tienen como norma atender ese tipo de llamadas telefónicas y que en cualquier caso sería muy difícil fijar una reunión, dado que su puesto de trabajo habitual está en A Coruña, y solo se desplazan a Corcubión en fechas esporádicas y nunca fijas.

La Fiscalía Superior le contesta ahora que ha enviado la documentación a la Provincial de A Coruña, que es la que deberá resolver la petición, si así procede.

Conflictos laborales

Más allá de la tragedia que supuso el naufragio, con cuatro muertos, todos ellos de Cambados, el hundimiento del "Sin Querer Dos" ha derivado para las familias de las víctimas, y para los tripulantes y supervivientes, en una carrera de obstáculos con las administraciones, las aseguradoras o la casa armadora. A modo de ejemplo, los supervivientes fueron despedidos tras el naufragio, y han llevado el caso a los Juzgados.

Compartir el artículo

stats