Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

María Martínez: "Entre los marineros hay arquitectos, biólogos, ingenieros o licenciados en Derecho"

Son 17 tripulantes de 15 nacionalidades distintas y están embarcados tres meses

María Martínez: "Entre los marineros hay arquitectos, biólogos, ingenieros o licenciados en Derecho"

María Martínez: "Entre los marineros hay arquitectos, biólogos, ingenieros o licenciados en Derecho"

María Martínez es una de las pocas mujeres que forman parte de la tripulación de los barcos de Greenpeace, sin tener en cuenta periodistas o voluntarias que también viajan a bordo. "Ahora mismo en la flota hay una capitana y una primera oficial que soy yo, pero ha habido más mujeres". Ella comenzó a trabajar en la organización ecologista hace cinco años y lo hizo a bordo del Rainbow Warrior III. Hace dos años ascendió a oficial de primera y se muestra muy agradecida por la oportunidad de "poder ayudar a concienciar sobre el medio ambiente a través de mi profesión".

Aunque es oriunda del Mediterráneo, María Martínez estudió Náutica en Bilbao. En su clase la inmensa mayoría de los alumnos eran chicos. Es consciente de que se embarcaba "en un entorno muy masculino en el que hay que adaptarse y tener la mente abierta y flexible", pero era su vocación y continuó adelante. Al acabar sus estudios empezó a trabajar en la Marina Mercante y después comenzó en Greenpeace, donde hoy continúa "muy contenta".

Ha tenido la oportunidad de navegar por medio mundo a bordo del Rainbow Warrior III y de enriquecerse de las múltiples culturas que ha conocido. De hecho dentro del propio barco la diversidad es muy importante: hay 17 tripulantes de 15 países distintos: Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia, India, Italia, Holanda, Corea, ... Españoles son dos personas y el idioma oficial es el inglés.

El nivel de rotación en la tripulación es importante. "Para mí esto es un sueño hecho realidad pero hay gente para la que no estaba previsto ser marinero y después toman un camino distinto", comenta la oficial.

A bordo del buque insignia de Greenpeace hay profesionales que son arquitectos, biólogos, ingenieros o licenciados en Derecho, entre otras profesiones. "El ecologismo abarca todos los ámbitos", señala Martínez.

Las campañas a bordo del velero duran un máximo de tres meses y otros tres los pasan en casa. María confiesa que no tiene hijos. "Ni siquiera perro", apostilla en alusión a la dificultad de conciliar una vida familiar pasando tanto tiempo en altamar.

En su opinión, la convivencia en el barco "no deja de ser un reto. Hay quien la lleva peor y quien mejor". Y es que el espacio es el que es y son muchas horas juntos en un mismo lugar.

Con respecto a los riesgos de la navegación, la oficial asegura no haber sufrido situaciones de peligro, pero "sí de respeto, de temporal". "También hemos pasado por zonas de piratería pero vamos muy preparados", concluye.

Compartir el artículo

stats