La alcaldesa de Cambados, Fátima Abal, sigue deseando que el BNG entre en el gobierno municipal, y mantiene abiertas las puertas del ejecutivo a los ediles nacionalistas. Pero la agrupación del PSOE no quiso morderse la lengua ayer, y emitió un comunicado en el que ya habla abiertamente de una "pinza PP-BNG". Fue después de que en el pleno del miércoles, la oposición se alinease para aprobar un sueldo de 40.000 euros brutos al año para la alcaldesa y dejar sin liberación a todos los demás concejales del gobierno. "Claramente fue una maniobra pactada para poder limpiar su conciencia", manifiestan los socialistas de Cambados.

Era la segunda vez que el gobierno cambadés llevaba a pleno una propuesta de liberaciones. Esta contemplaba una dedicación exclusiva para la regidora, y cuatro medias dedicaciones para otros tantos ediles. Pero una vez más la oposición al completo la tumbó. A cambio, el PP introdujo una enmienda en el debate, sugiriendo aprobar un sueldo de 40.000 euros brutos anuales para Fátima Abal. Pero solo para ella. BNG y Cambados Pode le apoyaron, y la medida se aprobó pese a que la propia Fátima Abal votó en contra.

La alcaldesa transmite a través del comunicado de la agrupación socialista que esta votación obedece a una "pinza", y que se trata de una "maniobra pactada", tanto para limpiar la conciencia de los que ya han votado dos veces en contra de los sueldos, como para "aliviar la presión social a la que están sometidos, sobre todo el BNG, cuyos votantes no comprenden la postura de un partido de izquierdas que impide que los miembros de un gobierno no puedan percibir un salario digno por su trabajo".

"Es bloqueo"

Para los socialistas, la actuación de PP, BNG y Pode hasta ahora en lo relativo a las dedicaciones no se corresponde con la de una oposición responsable y coherente. "Esto no es oposición, es bloqueo".

"Oposición es hacer labor de control y fiscalización del gobierno, debatir iniciativas y proponer alternativas. Pero para eso tienen que dejarnos gobernar. Por eso apelamos a la coherencia (algo por desgracia muy escaso en la vida política) de los que tuvieron ocasión de formar parte de un gobierno cobrando un salario", añade.

El PSOE de Cambados aduce en su escrito que la aprobación de un salario para la alcaldesa es más un gesto hacia la galería de la oposición que otra cosa, dado que considera que un municipio de la entidad poblacional y el volumen de trabajo del de Cambados necesita concejales que puedan dedicarle muchas horas al Ayuntamiento. "Una sola persona con dedicación (la alcaldesa) es insuficiente para gestionar el volumen de trabajo que existe en nuestro Concello".

Por todo ello, los socialistas piden a la oposición que reconsidere su postura y sean responsables, "para no dejar el pueblo sin un gobierno dedicado, porque votando no, no están castigando a esos concejales, sino que están castigando a los vecinos de Cambados a tener un gobierno limitado por la falta de tiempo, que no de ideas ni de capacidad".

En este sentido, recuerda que todos los partidos que ahora votan en contra de los salarios, estuvieron en su día en el gobierno con dedicaciones exclusivas. "Por lo tanto saben que para hacer un trabajo bien hecho hace falta dedicación y tiempo".