El patrón mayor de O Grove, Antonio Otero, explica que la mayoría de marineros que estaban trabajando el centollo -ahora en veda- han cambiado las artes de pesca para comenzar con la nécora, camarón o pulpo. "Aquí en O Grove que vaya específicamente al bogavante no hay ningún barco. Puede subir alguno en alguna nasa pero nada más", apunta.

Añade que para los marineros suele ser más atractiva la extracción de la nécora que la del pulpo porque no hay que salir tan afuera, ya que se puede capturar en zonas cercanas a tierra.

Mientras que el inicio de la veda del pulpo todavía no se ha determinado, la de la nécora, camarón y bogavante está fijada para el próximo 31 de diciembre, por tanto estas especies podrán capturarse durante seis meses íntegros e ininterrumpidos.

La explotación de la nécora y del camarón se desarrolla en un plan experimental cuya vigencia expira el 30 de junio de 2021. En él se establecen el número de nasas permitido según el tamaño de la embarcación y del número de tripulantes enrolados y a bordo. Además se especifica que el horario de lance de las nasas será nocturno, con excepciones en las rías de Arousa y de Vigo, en las que el aparejo podrá permanecer en el mar también en horario diurno. Una vez cumplido el horario de trabajo, las nasas deberán ser llevadas a puerto diariamente.