Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las reclamaciones sobre la sala de lectura infantil

Los estudiantes universitarios y los opositores no son los únicos que elevan sus quejas por la situación de la biblioteca municipal. Los padres de alumnos de los colegios de Infantil y Primaria del término municipal suscribieron recientemente un escrito al Concello demandando un espacio adecuado para la sala de lectura o biblioteca infantil municipal que actualmente está situada en el vestíbulo de la Casa da Cultura.

Los padres de alumnos se quejan porque son pocos puestos de lectura, pero además no cuentan con iluminación adecuada y están junto a la entrada del centro cultural, por lo que los niños deben soportar la entrada y salida de cuantas personas acuden a los distintos servicios del edificio.

El malestar es también por los fondos bibliográficos, que son considerados por los padres insuficientes y muchos de ellos obsoletos. Creen que es necesario realizar un expurgo, actualización y ampliación de fondos, adaptados a todas las edades, así como una mejor organización de los fondos en la sala. También exponen que la biblioteca sigue utilizando el sistema de gestión Meiga, cuando hay más de un centenar de bibliotecas públicas de Galicia que se integraron en la plataforma Koha, lo que supone numerosas ventajas para los usuarios y para una mejor gestión del servicio.

Compartir el artículo

stats