Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"La imagen que más me gusta de todos estos años es la actual: los niños vuelven a estar en la calle y eso da vida"

José está encantado con la nueva imagen de la plaza, aunque cree que algunas cosas se pueden mejorar, como por ejemplo la iluminación y también el emplazamiento de los contenedores. Con respecto al paso de peatones que queda en el único vial abierto al tráfico de la plaza, este veterano vecino está de acuerdo con la intención del Concello de trasladarlo unos metros para salvar el bordillo que dificulta el tránsito de las personas mayores y/o con movilidad reducida, así como carritos de bebés o de la compra.

A su modo de ver, lo ideal sería que se peatonalizase toda la plaza, pero insiste en que no tiene queja con el resultado actual. De hecho este espacio público ganado para las personas no solo ha dado vida a la plaza, sino también a José, que desde su ventana ve cómo los niños disfrutan bañándose en la fuente de chorros o cómo corren y juegan por la zona.

Él es la memoria viva de la Plaza de Independencia. Ha sido testigo de su evolución a lo largo de varias décadas, pero lo tiene claro: La imagen que más le gusta es la actual. Larga vida a la Plaza de Independencia.

Compartir el artículo

stats