Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fátima Abal cede al BNG diez áreas de gobierno y una liberación si hay acuerdo

El PSOE solo se atribuye cuatro competencias -Los nacionalistas están convocados para hoy o mañana para estudiar el pacto -Los grupos todavía no abordaron los salarios

Víctor Caamaño, Fátima Abal y Xurxo Charlín en un pleno municipal. // Iñaki Abella

Víctor Caamaño, Fátima Abal y Xurxo Charlín en un pleno municipal. // Iñaki Abella

La alcaldesa de Cambados, Fátima Abal (PSdeG-PSOE) se muestra especialmente generosa en la concesión de competencias para ganarse al BNG y formar cuanto antes un gobierno tripartito. También quiso sumar a José Ramón Abal, de Cambados Pode, pero este ya confirmó que prefiere pasar a los bancos de la oposición al entender que obtendrá "más réditos electorales en la siguiente cita", expone la regidora en funciones.

La reunión con el BNG se celebrará entre hoy y mañana -lo más probable hoy- con asistencia de todos los ediles electos de los tres partidos convocados para formar un gobierno estable para los próximos cuatro años.

Fátima Abal considera que la oferta que se presenta al BNG es inmejorable pues le entrega el timón de diez importantes concejalías, "las mismas que tuvo hasta ahora y representación en todos los consellos escolares de los colegios y escuelas infantiles".

En concreto llevarían Educación, Cultura, Deportes, Patrimonio, Normalización Lingüística, Mar, Medio Ambiente, Medio Rural, Participación Ciudadana y Consellos Parroquiales, a pesar de que en las anteriores elecciones "perdieron un concejal", alega la alcaldesa en funciones.

Ello supondría que los nacionalistas tendrían opción de contar con una liberación total "pues las competencias son muy amplias y requieren mucho tiempo", admite Fátima Abal, consciente de la enorme delegación de atribuciones para garantizar la estabilidad política municipal durante los próximos cuatro años.

Recuerda la alcaldesa que si se sella la oferta, los cuatro ediles socialistas solo asumen responsabilidades directas sobre las áreas de Xuventude (compartida con el BNG), Igualdad, Turismo (que incluye Enoturismo, desgajado en el pasado mandato para atribuírselo a José Ramón Abal), Promoción de Empleo y comunicación y portavocía de gobierno.

La propia alcaldesa se reserva el área de Igualdad así como las demás inherentes a la Alcaldía pues el Reglamento de Organización y Fujncionamiento (ROF) las considera indelegables. Queda todavía por negociar la cartera de "obras y servicios.

Por su parte, Somos Cambados con Tino Cordal y Xurxo Charlín al frente se reparten otra decena de competencias municipales exclusivas.

De este modo, Cordal asume las áreas de Servicios Sociales, Salud, Infancia y Tercera Edad; mientras que a Xurxo Charlín corresponden las funciones de Economía, Facenda, Comercio, Industria, Promoción Económica, pero pierde la portavocía compartida con el PSOE.

Insiste la regidora que desde el primer momento quiso contar con Ramón Abal a quien ofreció las mismas condiciones que en el cuatripartito suscrito hace cuatro años cuando por sorpresa fue elegida Fátima Abal como alcaldesa de Cambados al no fructificar el acuerdo con el PP de Luis Aragunde que tenía la mayoría en número de escaños. "Le ofrecí Enoturismo y seguir como vocal en los consejos de administración de Acevin, Recevin y Ruta do Viño, pero rechazó entrar en el gobierno porque, quizás, cree que en la oposición va a obtener mejores resultados electorales", asegura Fátima Abal quien admite que durante los cuatro años anteriores "mantuvimos una buena sintonía, ya desde el primer momento".

De lo que no se prevé hablar hoy o mañana, asegura la alcaldesa en funciones, es de los salarios que percibirán cada uno de los responsables de los distintos departamentos.

Aunque no se descarta una modificación, por el momento se ceñirán a los sueldos aprobados en el anterior mandato y que estaban establecidos en 40.000 euros anuales para la alcaldesa y 39.500 que recibían José Ramón Abal y Víctor Caamaño por su dedicación exclusiva a tareas municipales.

Asimismo se había acordado una indemnización de 22.500 euros para Xurxo Charlín como dedicación parcial.

Estas asignaciones están también en la base de las negociaciones por lo que es predecible que se debata un incremento de algunos salarios o en el número de concejales liberados para encontrar un equilibrio entre todos los grupos.

Cabe destacar especialmente ladiscutible proporcionalidad entre salarios y competencias asignadas a cada uno de los integrantes del tripartito, especialmente visible en el caso de la alcaldesa que solo recibe 500 euros más al año que los dos ediles liberados de los grupos que obtuvieron menor representación. Una descompensación que este mes es especialmente inexplicable pues Fátima Abal debe ocuparse de la práctica totalidad de funciones municipales sin que su remuneración haya aumentado por este motivo.

El acuerdo de gobierno ya tiene el plácet de Somos Cambados, pero el BNG sigue todavía enrocado pues Víctor Caamaño considera que el intenso trabajo del BNG no ha sido reconocido en las urnas.

Compartir el artículo

stats