Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En San Xoán, limpieza de espíritus y de muebles

Hasta un barco fue a parar a la gran y multitudinaria hoguera organizada por los vecinos de Vilaxoán

Las familias eligieron el pinar del arenal de A Concha para su fiesta. // Noé Parga

Las familias eligieron el pinar del arenal de A Concha para su fiesta. // Noé Parga

Los vilagarcianos vivieron la gran noche de San Xoán repartidos en las diversas fiestas organizadas, siendo las de mayor presencia de espectadores las de Vilaxoán, O Piñeiriño y Bamio, que incluso contaron con actuaciones musicales. Este año, la playa de A Concha-Compostela cedió protagonismo, al suspenderse la sardiñada organizada por la asociación de comerciantes Zona Aberta.

En este céntrico arenal mantuvieron las pequeñas hogueras grupos de amigos, así como familias enteras que optaron por trasladarse al merendero ubicado en el pinar de A Concha, junto al paseo marítimo, donde llevaron hasta cacerolas con la cena. No faltaron las sardinas y el churrasco asados en las improvisadas brasas.

Un gran asador de sardinas pusieron en Vilaxoán. La oferta era 6 sardinas por 3 euros, pero al final, como el precio del producto fue más bajo, la ración se aumentó a 7. La fiesta fue amenizada al principio por el grupo de gaitas Os Terribles de Arousa, que hicieron gala de su nombre, y después con música de disco. Todos esperaban el encendido de la gran hoguera en la que acumularon todo tipo de muebles viejos, los restos de una palmera, una escalera, además de un barco que llamaba la atención.

En el barrio de O Piñeiriño, hubo sardiñada gratis durante toda la noche y la fiesta estuvo amenizada por las orquestas Televisión y Alkar. A las 12 de la noche se encendió la cachada. También en Bamio se celebró la verbena de San Xoán.

Compartir el artículo

stats