Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Salnés cuenta con 2.000 jubilados más en siete años y una pensión inferior a la gallega

El importe medio creció 120 euros desde 2011, hasta los 837, frente a los 930 de la comunidad -La brecha de género en la comarca es superior a los 200 euros mensuales

Un grupo de jubilados en los bancos de la Plaza de España, en el centro de Vilagarcía. // Noé Parga

Un grupo de jubilados en los bancos de la Plaza de España, en el centro de Vilagarcía. // Noé Parga

El envejecimiento poblacional es una realidad que se refleja en las estadísticas. Según los últimos datos publicados por el IGE (Instituto Galego de Estadística), en O Salnés viven 24.811 pensionistas (datos de 2018), frente a los 22.547 de 2011. Es decir, que en un periodo de siete años se incrementaron un 10%, o lo que es lo mismo, cerca de 2.300 más. Así, los vecinos jubilados ya suponen hoy por hoy una cuarta parte del padrón de habitantes de la comarca.

Los mayores llevan varios meses luchando por la revalorización de sus pensiones; de hecho este fue un tema abordado recientemente en un congreso organizado en Vilagarcía por Comisiones Obreras. El sindicato está a la espera de que se forme el nuevo gobierno central para acabar con la situación de incertidumbre actual.

La media de las pensiones en O Salnés se sitúa en 837,41 euros, 120 euros más que en 2011 (primer año del que el IGE ofrece datos por municipios y comarcas). Pese a este incremento, los salinienses siguen cobrando menos que el resto de Galicia, donde la media de los 667.018 pensionistas de la comunidad alcanza los 930,58 euros. La diferencia se aproxima a los cien euros mensuales.

Analizando la coyuntura por municipios, Pontecesures lidera el ránking de las pensiones más altas en O Salnés y Ullán con 949,95 euros. Le sigue Vilagarcía con 936,4 y Catoira con 894,08. El cuarto puesto lo ocupa O Grove, con 858,15 euros, el quinto Sanxenxo, con 832,65, y el sexto Valga, con 826,61 euros.

Ya por debajo de los 800 se encuentran los municipios de Meis (792,47), Cambados (766,83), Vilanova (759,81), Ribadumia (754,16) y Meaño (755,96). A Illa se sitúa en la cola de la lista con la pensión más baja de la comarca, con solo 751,23 euros.

Brecha

En cuanto al importe de la paga mensual, existe una diferencia enorme entre la que reciben los hombres y la que ingresan las mujeres. Como ocurre también en las retribuciones salariales en las edades de cotización, en las pensiones se aprecia una profunda brecha de género. Así las cosas, en la comarca de O Salnés los varones reciben una pensión media de 943,3 euros, mientras que las mujeres solo 731,94. Por tanto la diferencia supera los doscientos euros mensuales.

Antiguamente la mayoría de las mujeres se quedaban en casa cuidando a los hijos o de los mayores de la familia y era el hombre el que trabajaba fuera, patrón generalizado en una sociedad machista que ahora se ve reflejado en las pensiones.

Con respecto al número de pensionistas, Vilagarcía, el municipio más poblado de la comarca con diferencia a los demás, se sitúa a la cabeza con 7.605 pensionistas. Como es lógico por padrón de habitantes, le sigue Sanxenxo con 3.984 y Cambados con 3.158. Vilanova, pese a tener medio millar de vecinos menos que O Grove (ambos superan los 10.000), cuenta con una población más envejecida, con 2.706 jubilados frente a los 2.561 mecos. En el rural de O Salnés lidera la tabla Meaño, con 1.328.

Compartir el artículo

stats