"Langui y Pablo viajan a Galicia para visitar a Lucía Freitas y comparten mesa con el actor Manuel Manquiña. A esta tierra llegan como auténticos vikingos y protagonizan un desembarco en Catoira, municipio de Pontevedra. Hacen una parte del camino de Santiago y pasan una noche de miedo". Este es el resumen que hace Radio Televisión Española del episodio emitido anoche del programa "Donde comen dos", protagonizado por Juan Manuel Montilla (El Langui) y Pablo Pineda.

Se trata del capítulo que los dos artistas rodaron en el Concello de Catoira el pasado 11 de abril, después de que el Concello hiciera un llamamiento a los vecinos, animándolos a presentarse voluntarios para hacer de figurantes, lógicamente ataviados como guerreros vikingos.

Como ya dio cuenta FARO DE VIGO entonces, en las imágenes filmadas en el municipio arusano se aprecian diversos paisajes espectaculares que contribuyen a la promoción de la comarca, en todo momento con una ambientación especialmente recreada en el mundo de los vikingos.

"Úrsula"

Numerosos vecinos catoirenses, adultos y niños, hicieron de extras en esta filmación, con uno de los drakkar del municipio, las Torres do Oeste y el río Ulla como hilo conductor de esta historia documental que mezcla cultura con gastronomía y tradiciones.

Al grito de "Úrsula", El Langui y Pablo Pineda desembarcaron en Galicia como lo hacen los bravos guerreros nórdicos cada primer domingo de agosto, bebieron por los cuernos que utilizan esos vikingos y se vistieron con sus pieles y cascos.

Esa, la de Catoira, fue la espectacular bienvenida que dio Galicia a estos dos artistas que en RTVE conquistan paladares y corazones con un nuevo formato documental ligado a la gastronomía y la cultura.

Este "docushow" producido por Onza Entertainment, cabe recordar, permite que El Langui y Pineda recorran tanto restaurantes de vanguardia como los más tradicionales establecimientos de restauración del país.Historia de superación

Lo hacen mostrando su faceta más personal, contando sus propias historias de superación y contribuyendo a la promoción turística y cultural de cada pueblo por el que pasan, en este caso Catoira.

El suyo, dice El Langui, es "un viaje de amigos por diferentes ciudades en el que visitar restaurantes con 'estrella Michelin', bares y tascas típicas; pero también para visitar sitios culturales y conocer a personas tanto famosas como anónimas con una historia detrás", como en este caso lo fueron tanto Manquiña como el exbaloncestista Fernando Romay.

Y no solo los conocieorn a ellos. También se familiarizaron con el Camino de Santiago y, sobre todo, con los buenos productos gallegos, siendo el pulpo, el longueirón y el centollo las principales tarjetas de presentación de la gastronomía de esta comunidad autónoma que pudieron llevarse a la boca.

Galicia Galicia

Dos colegas

Pineda define la experiencia como "un viaje de colega a colega que nos mete en la historia y la cultura de los pueblos a los que vamos", mientras que RTVE considera que con una iniciativa documental como ésta contribuye a "normalizar la discapacidad", pues no hay que olvidar que los dos artistas protagonistas de esta aventura gastronómico-cultural parecen parálisis cerebral y síndrome de Down, lo cual, como demuestran en cada aparición televisiva, no es obstáculo alguno para triunfar y disfrutar de cada momento.

RTVE ya había pronosticado que "los espectadores se enamorarán de esta pareja de amigos con mucha química, que difieren algo en gustos culinarios, pero que comparten actitud vital ante las dificultades". Y escuchando a quienes los acompañaron durante el rodaje, como también a los catoirenses y arousanos en general que ayer vieron su programa, parece que al canal público no le faltaba razón.