Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta concluye que la "pontella" de Doutor Tourón carece de valor patrimonial

Patrimonio documenta el hallazgo y recomienda al Concello de Vilagarcía protegerlo con material geotextil y taparlo para poder continuar con las obras de regeneración urbana

El pequeño puente de piedra hallado en las obras de Doutor Tourón. // Noé Parga

El pequeño puente de piedra hallado en las obras de Doutor Tourón. // Noé Parga

La pontella hallada en Doutor Tourón en el transcurso de las obras de regeneración urbana del barrio de Matosinhos se quedará donde está, bajo tierra. Así lo ha determinado la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta, pues aunque el hallazgo pudiese tener cierto interés cultural, carece de "valor patrimonial" propiamente dicho, según trasladó el departamento autonómico al Concello de Vilagarcía.

La concejala de Urbanismo, Paola María Mochales, había remitido a Patrimonio información gráfica sobre el pequeño puente de piedra descubierto junto a las torres de Caixanova. Los técnicos analizaron la documentación y el resultado no ha sorprendido en Ravella, pues era el esperado. De hecho ya en una primera conversación con los expertos de Patrimonio, estos habían recomendado al Ayuntamiento proteger el hallazgo con material geotextil o arena para conservarlo in situ sin dañarlo.

En el Concello estaban aguardando la resolución definitiva por parte del departamento autonómico una vez que analizase el puente, por lo que ahora los operarios procederán a cubrirlo con geotextil para continuar las obras y evitar que entre en contacto con el hormigón. No obstante, por el momento la pontella continúa exactamente en el mismo estado que hace dos semanas.

La pasarela de piedra se encuentra sobre un regato, el Santa Mariña, que discurre canalizado en hormigón, por lo que "no tiene sentido dejar al descubierto una canalización de hormigón" -consideraba la concejala de Urbanismo- que además está ubicada bajo una transitada carretera como es Doutor Tourón. Es decir, que en ese emplazamiento exacto era muy complicado que pudiese quedar a la vista de los viandantes.

Paola María Mochales es partidaria de recuperar el patrimonio, dejando visibles todos aquellos elementos con cierto valor histórico que sean posibles. "Si la pontella estuviese en una zona peatonal no habría duda. Independientemente del valor que tuviese, quedaría a la vista, pero en este caso es distinto", comentaba hace unos días la responsable municipal de Urbanismo.

Además de este hallazgo, otro imprevisto que ha surgido en las obras de Doutor Tourón es el mal estado de un muro de la canalización del regato, de unos quince metros de largo. Ese lateral se ha quedado prácticamente sin cimentación y los técnicos están estudiando las distintas fórmulas para poder reforzarlo, o incluso construir un muro nuevo.

Compartir el artículo

stats