Pilar Moreno, profesora titular de la Universidad de Málaga, habló ayer en Catoira de las mujeres migrantes como "trabajadoras que se trasladan para mejorar su calidad de vida y la de sus familias". Para ello, la docente puso sobre la mesa un estudio sobre las características que tienen las mujeres migrantes y su situación laboral en Andalucía, explicando que "la mayoría tienen sus trabajos en el ámbito doméstico; un trabajo invisible que, además, puede ser considerado socialmente como 'no trabajo', aunque es necesario a nivel social para que las españolas puedan trabajar fuera de su hogar".

De este modo, la profesora andaluza habló de la discriminación que sufren las inmigrantes y de "lo mal que lo pasan las que están internas, no tienen documentación o trabajan a escondidas, sin contrato y mal pagadas; mujeres que sufren discriminación e insultos".

Al hilo de esto, detalló que "las más perdedoras son las africanas subsaharianas porque solo por el color de su piel se las considera como válidas casi exclusivamente para la prostitución y no son contratadas para trabajar en el hogar ni de cara al público".

Con motivo de su participación en el congreso sobre "Dimensiones de género en la integración de inmigrantes y refugiados", Pilar Moreno alertó "de la realidad que sufren todos los inmigrantes que cruzan África para llegar a Europa y se encuentran las fronteras del Estrecho o de las vallas de Melilla".

Expuso así casos concretos de "hombres y mujeres que sufren el trayecto" y que perdieron a familiares y amigos durante la migración. Personas con las que se entrevistó personalmente "y me explicaron qué significa saltar la valla o meterse en una patera". Algunos "lo intentaron hasta treinta veces" y otros "fueron devueltos a sus países tras alcanzar España".

De ahí la trascendencia del congreso celebrado ayer en el Auditorio vikingo, donde se pusieron sobre la mesa datos referidos al número de solicitantes de asilo e inmigrantes; al igual que se abordaron diferentes causas de inmigración y la situación en que se encuentra el debate político sobre este asunto en España.