Las elecciones generales mantienen en Pontecesures la tendencia estatal, con un PSOE al alza y un PP que pierde apoyos. En cualquier caso, los conservadores continúan como primera fuerza política, lo que permite a su principal exponente a nivel local, Juan Manuel Vidal Seage, encarar con optimismo los comicios municipales del mes que viene.

El regidor incide en esto diciendo: "A lo mejor me llaman insensato, pero creo que este resultado nos puede beneficiar pensando en las municipales, ya que debe hacernos reflexionar a todos, también a los votantes de derechas". Lo que quiere decir es que "si alguno barajaba la idea de abstenerse o votar a otros creo que este resultado en España debe servir de revulsivo para que todos nos pongamos las pilas; es un toque de atención para no acomodarnos y que la gente de derechas se movilice".

Dicho de otro modo, "el mal resultado del PP, sin paliativos, a nivel nacional, debe despertarnos a todos y ser un acicate para las municipales; es un paso a atrás para coger impulso".

En la cita del domingo el PP pasó de los 756 votos obtenidos en 2016 a 508, mientras que el PSOE subió de 274 a 477. Podemos se quedó en 265 sufragios, situándose Ciudadanos como cuarta fuerza, con 198.

"Perdemos respaldo porque, siguiendo la tónica nacional, la fragmentación del voto de derechas beneficia a una izquierda que camina de la mano de ese tándem que forman PSOE y Podemos", reflexiona el líder conservador. Son resultados "que deben hacernos pensar por qué feudos tradicionales del PP vieron reducida la ventaja frente al PSOE; debemos realizar una reflexión a nivel interno para decidir qué cambio de estrategia aplicar, ya que es evidente que la actual no nos está ayudando".