Los representantes de Somos Cambados, Constantino Cordal y Xurxo Charlín, mantuvieron en la mañana de ayer una reunión con representantes de las depuradoras de Tragove para tratar una solución a los problemas que están teniendo en el servicio de internet.

La preocupación de los trabajadores del sector es importante puesto que de la capacidad de la que dispongan para el tráfico virtual de datos dependerá el éxito de la lonja "online" , un servicio que comenzará a funcionar a partir del próximo lunes.

Las gestiones realizadas por la empresa que tiene instalado el servidor para la zona demuestran que la velocidad de subida de datos era prácticamente mínima, cuestión que ralentizaba cualquier trámite telemático desde las sedes de cada una de las depuradoras.

Debido a la necesidad del sistema, la compañía ha ofrecido la posibilidad de contar con un servicio prácticamente instantáneo que permitiría subir hasta 30 megas la capacidad de los servidores de intenet para la zona de Tragove. No se trata de una capacidad, ni mucho menos, elevada, pero Xurxo Charlín entiende que "puede ser una solución de emergencia a la espera de que se elabore un proyecto con más tiempo en el que se tengan en cuenta las necesidades de la zona y más concretamente de este sector".

Se trata de un sistema por radio que la empresa en cuestión ofrece sin cobrar alta de línea a los usuarios. Además, desde la propia empresa tecnológica destacaron que está en marcha un proyecto para mejorar el servicio en el puerto, pero que estará a disposición antes de que termine el presente año.

La posibilidad de adaptarse a este sistema puente que plantea queda ahora a criterio de los responsables de las depuradoras, si bien parece la única solución factible a día de hoy para resolver parcialmente las dificultades en este sentido.