El PP de Vilagarcía, por medio de su portavoz municipal Elena Suárez, responde a las críticas de la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, asegurando que "infamia es seguir diciendo a estas alturas que el 31 de diciembre en el solar de Vilaxoán había una escuela infantil acabada, porque es rotundamente falso".

La representante popular expone que su partido ha sido desde el principio el más enérgico de los grupos de la oposición a la hora de alertar de que el ritmo de los trabajos no era el adecuado y que se corría el riesgo de no cumplir los plazos que el propio proyecto y la propia Diputación habían marcado. "Por desgracia, el tiempo nos ha vuelto a dar la razón y ha vuelto a dejar malparados a los que prometieron lo que sabían que era irrealizable", explica el Suárez Sarmiento.

La portavoz expone que el PP no hizo más que fiscalizar la labor del gobierno, como es su obligación, acudir a la obra para comprobar el avance de los trabajos y alertar de que se estaban incumpliendo los plazos. "La que sí amenazó a Vilagarcía de perder la subvención tras fijar un ultimátum es la Diputación de Carmela Silva, no el Partido Popular". Además, la presidenta provincial "tendrá que explicar por qué tardó 53 días en visitar la obra si, según el gobierno local y el de Pontevedra, estaba ejecutada en plazo".

Suárez denuncia que desde el 7 de enero que se solicitó la copia y el acceso al expediente completo hasta hoy el gobierno de Alberto Varela ha entorpecido la labor de consulta y control del proyecto. De hecho, actualmente todavía hay partes del expediente a los que no se nos ha permitido el acceso. "Mientras persista esta situación, la sombra de duda seguirá en aumento para el Partido Popular", declara.